6 cosas que tienes que dejar de hacer para ser más productivo

6 cosas que tienes que dejar de hacer para ser más productivo

[box type=»bio»] La clave no está en trabajar más, sino en trabajar mejor.[/box] Hay una importante diferencia entre estar ocupado y ser productivo. En ocasiones pensamos que trabajando 10-12 diarias estamos cumpliendo con nuestro cometido. Pero ser productivo depende más de cómo eres capaz de gestionar tu energía, en vez de tu tiempo. 

Este no es un artículo muy largo. Si quieres algo más extenso sobre productividad, échale un ojo a esto:

[box type=»info»] Guía para disparar tu productividad empresarial: de 1 a 100 pasos.

El cuadro de mandos de la productividad.

Explotando tu productividad con Gmail.[/box]

1. Deja de trabajar en exceso. Para, piensa y analiza qué puedes mejorar.

¿Sabes de dónde viene la semana laboral de 40 horas que tan instaurada está en el mundo occidental hoy en día?

Henry Ford.

Si, el multimillionario empresario estadounidense. Ahora pensarás, pues vaya. Menudo traje nos hizo. Sigue leyendo.

Ford, en 1926, realizó una serie de experimentos en base a la plantilla de su compañía, Ford Motor. El experimento fue rebajar el tiempo de 10 horas al día de trabajo, a 8 horas diarias. Y en vez de trabajar 6 días a la semana, se trabajarían 5. El resultado fue un incremento acentuado y generalizado de la productividad en los empleados de la compañía.

Nuestra capacidad para trabajar, es como una montaña. Llegamos a la cima durante un tiempo determinado, pero después perdemos atención, agilidad y retención. Por lo tanto, nuestra productividad cae en picado.

[box type=»bio»] Thomas Edison se sentía avergonzado por uno de los hábitos que repetía a diario: la siesta.[/box]

2. No digas demasiado a menudo: Sí

De acuerdo con el principio de Pareto, el 20% de nuestro esfuerzo produce el 80% del resultado. Sin embargo, el 20% del resultado consume el 80% del esfuerzo. En vez de trabajar más horas, es conveniente analizar y enfocar a qué clientes o a qué productos debemos darles mayor importancia.

[box type=»bio»] La diferencia entre los buenos y los mejores, es la capacidad que tienen los segundos de utilizar la palabra «no». Warren Buffet[/box]

Decimos que sí demasiado a menudo porque queremos contentar a todo el mundo. Porque es rápido y fácil. No tenemos ganas de discutir. Tampoco de generar roces. Pero la verdad es: que si no eres capaz de decir que no más a menudo, será muy difícil que llegues a ser mínimamente productivo.

Para leer más frases de emprendedores pulsa aquí.

3. Deja de hacer todo por ti mismo, y aprende a delegar y a pedir ayuda

Ser un buen comercial no está relacionado con compartir y crear el mejor contenido, sino con diseñar y promover una gran comunidad que genere ese contenido de gran calidad para ti. Ser un buen líder es alguien que es capaz de dirigir y dar a hacer las tareas adecuadas para cada persona. Es el que aprieta los botones que hacen falta apretar.

1-M0EJ4BdoNLwTsB-sHRovBg

 

4. No quieras ser tan perfeccionista

El perfeccionismo no está mal. Te obliga a dar un producto muy bueno. Pero nadie es perfecto. Obsesionarse con ello conllevará a que gastes horas y horas en detalles que realmente no se pueden cambiar y que realmente no van a cambiar la experiencia del cliente.

En cualquier caso, si quieres ser perfeccionista siempre, hazlo sólo enfocándote en una cosa. 

5. Deja de hacer tareas repetitivas e intenta automatizarlas

Las máquinas están para eso. Para hacer tareas repetitivas. Las hacen mucho mejor que nosotros. Pero que mucho mejor. No se cansan, no se quejan y tampoco cometen errores.

El ser humano está hecho para otra cosa. El ser humano está hecho para crear y pensar.

Si las tareas que haces a diario son repetitivas. Tienes un problema.

Vas a ser sustituido. Más tarde o más temprano.

Aprender un poco de programación es una herramienta fundamental para automatizar tareas. Podrás programar pequeños programas en Python que, quizás, te lleven unas cuantas horas de programación al comienzo, pero luego te ahorren mucho tiempo dedicado a diario.

[box type=»bio»] Las personas suelen confundir algo: el tiempo es dinero y no el dinero es tiempo. [/box]

6. Tu instinto es bueno, pero empieza a analizar los datos

Existen programas y aplicaciones que monitorizan tu actividad. ¿Cómo puedes saber en qué gastas el tiempo si no lo mides?

Analizar datos es importante. Porque te permite saber dónde estás fallando. En qué gastas el tiempo. Dónde está la regla de Pareto.

En cualquier actividad. Sea deporte. Trabajo. Alimentación.

[box type=»bio»] Todo lo que se puede medir, se puede mejorar.[/box]

 

Deja un comentario

Pin It on Pinterest