¿Cómo reducir el paro masivo? Una plan de choque para incentivar la contratación

¿Cómo reducir el paro masivo? Una plan de choque para incentivar la contratación

Objetivo: disminuir el pago de la nómina de INEM de los desempleados. La forma de disminuir esto es que esta nómina no la pague el Estado, sino la empresas. Sin embargo las empresas deben tener un incentivo para hacerlo. Éste podría ser no tener carga sociales.

Propuesta: contrato de duración de un año en el que el coste de seguridad social es nulo para la empresa. Al cabo de un año, si la empresa decidiera despedir a ese trabajador, tendría que pagar algo en concepto de seguridad social y perdería su bonificación.

Si continuara teniendo al trabajador en plantilla, el coste de seguridad social iría incrementándose año a año de forma progresiva. De tal forma que en el transcurso de unos años la empresa pagaría el tramo ordinario habitual.

Pasa un año. Si el trabajado gusta a la empresa, la empresa decide empezar a pagar seguridad social. Si el trabajador no gusta a la empresa, podrá prescindir de sus servicios, sin indemnización al trabajador, pero debiendo abonar las cantidades correspondientes a lo dejado de abonar a la seguridad social por haberse acogido a este tipo de contrato. Con esto se evita entrar en el bucle de que las empresas sólo quieran tener empleados de un año de duración a coste cero de seguridad social.

Por un año de contrato, el empleado tiene derecho a cuatro meses de prestación. Durante esos meses, el trabajador entregará ocho horas a disposición del INEM, ya sea formándose o en la búsqueda activa de empleo.

Es probable que si a una empresa, durante el primer año de empleo el coste de seguridad social de un empleado sea nulo, pudiera estar interesada en contratar a través del INEM. Por lo tanto, la búsqueda de empleo podría ser más eficiente.

¿Qué hacemos con los empleados de temporada?

Los trabajadores de temporada, cuando finaliza el período actividad o de contratación, en caso de acogerse al desempleo tendrían que dedicar una jornada laboral completa en el INEM. Bien por formación o servicios a la comunidad. El desempleo no son vacaciones remuneradas.

Quien quiera no trabajar durante el período de no actividad del trabajador fijo discontinúo o de temporada, simplemente que viva de los ahorros acumulados durante el tiempo que estuvo activo.

Las búsqueda del fraude debería hacerse de forma más intensa mediante las nuevas tecnologías. Véase Internet y por lo tanto las redes sociales.

A los ciudadanos en situación de baja por enfermedad o a los beneficiarios de prestaciones de tipo viudedad. En España por desgracia hay un enorme agujero de fraude en todos estos casos. Se ha optado porque paguen justos por pecadores. Lo correcto es realizar una labor de investigación más eficiente. No yendo casa por casa o negocio a negocio. Sino a través de indicios.

 

Deja un comentario

Pin It on Pinterest