Dejar de Procastinar con la regla de los 2 minutos

Dejar de Procastinar con la regla de los 2 minutos

La procastinación. Esa cosa que en ocasiones nos hace tan improductivos. Consiste en no hacer lo que tienes que hacer en un momento determinado. No significa que no hagas nada. Significa que no estás haciendo lo que de verdad tiene importancia. Lo aplazas. Lo dejas para después. El tiempo sigue pasando y tú sigues procastinando. Un golpe directo a tu productividad.

Existe una pequeña regla, llamada la Regla de los 2 minutos, que por simple que parezca puede ayudarte a evitar que se acumulen minutos y minutos de procastinación.

Evitando la procastinación con la regla de los 2 minutos

La mayoría de las tareas que tenemos que hacer, no son extremadamente difíciles. Tenemos la capacidad para completarlas. El problema es que las evitamos y las dejamos para más adelante. Por una razón o por otra. La regla de los 2 minutos intenta solucionar la principal causa por la que estamos procastinando: empezar a hacer lo que tienes que hacer.

Si te va a llevar menos de 2 minutos: hazlo

Sencillo. Efectivo.

Antes de hacer una tarea y plantearte dejarla para después, hazte la pregunta de si podrías dejarla hecha en menos de dos minutos. Si la respuesta es afirmativa, ponte a hacerla. Termínala. Lavar los platos, hacer la cama, enviar un email, ordenar algunos papeles, poner una cita en el calendario… Todas ellas es probable que te lleven menos de dos minutos. Salvo que las dejes y las acumules.

Si la tarea implica poder finalizarla en menos de dos minutos, entonces hazla.

Empezar a forjar un nuevo hábito es probable que te lleve menos de 2 minutos

La mayoría de los grandes objetivos no se pueden completar en menos de dos minutos. Son cosas que hay que hacer a largo plazo.

Lo que sí que se puede hacer es crear el hábito. Los hábitos se crean a diario y consiguen que tengamos que utilizar mucha menos fuerza de voluntad que para algo a lo que no estamos acostumbrados a hacer. Cualquier hábito y cualquier objetivo puede empezarse en menos de 2 minutos. Sólo necesitas 2 minutos para empezar. Una vez hayas comenzado, todo será más fácil. Lo difícil es dar el primer paso.

Como decía Sir Isaac Newton, un cuerpo en movimiento tiende a estar en movimiento. Cuando empiezas a hacer algo, es mucho más sencillo continuar haciéndolo. La parte más difícil es pasar de un estado a otro.

¿Quieres coger el hábito de leer más? Empieza leyendo 2 minutos, o lo que es lo mismo, las dos primeras páginas de un libro.

¿Quieres hacer más deporte? Empieza por ponerte las zapatillas de correr. Sin pensarlo mucho. Sal y trota 2 minutos. Sólo eso. A ver qué pasa después.

¿Quieres comer más sano? ¿En cuánto tiempo se come una manzana? ¿Y una naranja?

Intenta terminar al momento las tareas que te van a llevar menos de 2 minutos. Intenta ponerte a hacer, al menos 2 minutos, aquello que te propones. Sólo 2 minutos.

Más información:

James Clear and How to Stop Prcastinating

¿Cómo funcionan los hábitos?

Deja un comentario

Pin It on Pinterest