Albert Einstein sobre concentración, flujo y creatividad

Albert Einstein sobre concentración, flujo y creatividad

Albert Einstein. Ese famoso físico que revolucionó esta ciencia allá por el siglo pasado. Sin lugar a dudas, Einstein ha sido una de las mentes más brillantes que nos ha dado la historia. Pero su capacidad no sólo se limitó a los aportes realizados en la física. Einstein también fue propuesto como premio Nobel de la Paz, debatía constantemente entre lo que es ciencia y lo que es espiritualidad y en muchas ocasiones, habló y escribió como filosofo.

Einstein tenía también buena capacidad para explicar cosas realmente complejas de forma sencilla. De hecho, comentaba siempre que una persona empieza a dominar y a conocer una materia cuando es capaz de explicársela a un niño y que éste la acabe entendiendo.

1. Entrar el flujo a la hora de aprender algo

Ese momento en el que todo te sale. El tiempo no pasa. O pasa muy rápido. Disfrutas. Gozas con lo que estás haciendo. El flujo es un estado de la mente y del cuerpo descrito por el psicólogo Mihály Csíkszentmihályi, que una persona siente en determinados momentos de su vida y que suele describirse como una sensación increíble de bienestar mientras se está realizando alguna acción.

El estado del flujo se caracteriza por:

  1. La fusión entre la acción y la conciencia.
  2. Distorsión del sentido del tiempo. Se altera la percepción del tiempo.
  3. Sentimiento de control personal sobre la situación o la actividad.
  4. La persona está completamente absorbida por aquella actividad que está realizando. Su concentración es máxima. Su rendimiento también. (Wikipedia)

La mayoría de nosotros en algún momento de nuestras vidas hemos estado en flujo. Sin embargo, es difícil de identificar. Todos lo podemos observar en las competiciones deportivas. En ocasiones vemos que hay un deportista determinado, un día concreto, al que le sale todo. Decimos: «Hoy tiene el día», «Hoy parece invencible», «Hoy no hay quién le tosa».

Quizás Nadal lo sintió en la final de Wimbledon contra Roger Federer en 2o08. Aquel año a Rafael le salía todo, se encontraba a un nivel altísimo:

Pero el estado de flujo no sólo se limita al deporte. También se puede encontrar en otras muchas disciplinas. Arte, ciencia y en general, cualquier acción creativa.

En la biografía de Einstein escrita por Walter Isaacson, el autor describe como el físico alemán en muchas ocasiones recibía visitas en casa. Mientras su mujer atendía a los invitados, Einstein frente a su escritorio y en la misma sala, seguía inmerso en sus pensamientos. La conversación no le distraía lo más mínimo. La mayoría de veces había que llamarle la atención expresamente para que se tomara su té o siguiera con la conversación que todos estaban teniendo.

Sí. Probablemente Einstein tenía una enorme capacidad de concentración. Pero también es probable que mediante la física consiguiera entrar fácilmente en este estado descrito por Csíkszentmihályi: Flujo.

Poco antes de que Einstein publicara su famosa teoría de la relatividad general, le envió una carta a su hijo, en la que describió el momento ideal en el que un ser humano está aprendiendo algo:

[box]

Querido Albert, 

ayer recibí tu carta y estoy muy contento de haberla podido leer. Siendo sincero, estaba un poco asustado porque pensaba que no me ibas a volver a escribir. Cuando estuve en Zurich me comentaste que era un poco incómodo reunirte conmigo allí. También pienso que es mejor que nos veamos en otro lugar. Un lugar donde nos sintamos más cómodos. En cualquier caso me gustaría poder pasar cada año al menos un mes entero contigo.

Creo que de alguna manera puedo aportarte cosas que no es fácil que otras personas te aporten. Durante los últimos días he completado uno de los trabajos más difíciles y bonitos que he hecho en toda mi vida. Probablemente, cuando seas más mayor, oirás hablar de él.

Estoy contento de que sigas disfrutando del piano. Esto y las manualidades, en mi opinión, son de las mejores cosas que puedes hacer a tu edad. Mejor incluso que la escuela. Toca el piano y las piezas que te apetezcan. Siempre que quieras. Aunque el profesor no te las haya enseñado o no te haya puesto tareas. Este es el mejor camino para aprender algo. Ese momento en el que estás haciendo una cosa, y el disfrute es tal, que no notas como pasa el tiempo. Debo reconocerte que algunas veces me pasa la hora de la comida mientras estoy trabajando…

Tu padre. [/box]

En el último párrafo Einstein describe la sensación de flujo. Le dice a su hijo que es el mejor mecanismo para aprender algo. Si algo te apasiona, mientras lo estás aprendiendo no es difícil entrar en ese estado. Sin embargo, requiere tiempo.

2. El juego de la combinación: la creatividad explicada por Einstein

Muchos autores a lo largo de la historia han dicho que la creatividad surge de un conjunto de conexiones. ¿Qué es la inspiración? Probablemente no es más que la conjunción de varias acciones, que en un momento determinado hacen que a uno se le encienda la bombilla. Pero ese momento no se ha dado por arte divino. Experiencias, lecturas, pensamientos, conversaciones… Todo puede haber influido en mayor o menor medida.

Einstein también describió este proceso creativo. Lo llamó «el juego combinatorio» o en inglés «combinatory play». Es sabido que Einstein tuvo buena parte de sus mejores ideas durante o después de los descansos que hacía para tocar el violín.

En otra carta, esta vez enviada a uno colega matemático, Einstein describía más o menos cómo funcionaba su proceso creativo. O al menos lo intentó:

[box]

Querido colega, 

voy a intentar responder a tus preguntas, aunque si tienes alguna duda más, escríbeme por favor. No he quedado muy contento con las respuestas que te expongo a continuación.

A. La palabras y el lenguaje, siendo escritas y habladas, no parecen tener ningún rol en mi proceso de pensamiento. Por otro lado, otros elementos físicos y emocionales me dan señales en mayor o menor medida de que sí lo hacen. 

Existen, por supuesto, ciertas conexiones entre estos elemento y otros conceptos lógicos. Creo que para llegar a alguna conclusión lógica, es necesario que las bases se establezcan sobre elementos emocionales. Desde un punto de vista psicológico, parece que la combinación entre ambos elementos es crucial en mi proceso creativo y de pensamiento.

B. Los elementos emocionales que he mencionado anteriormente, en mi caso, son visuales y en algunos momentos de tipo muscular. Las palabras y otros formas de comunicación más convencionales deben ser buscadas y analizadas en un segundo estadio. Una vez que el proceso asociativo que he comentado esté suficientemente establecido. 

C. De acuerdo con lo dicho, la combinación de estos dos elementos acaba provocando ciertas conexiones lógicas. Esas conexiones que estamos buscando, al fin y al cabo. 

D. En mi caso, los elementos emocionales que intervienen suelen ser de carácter auditivo (el violín, música). Sin embargo, pueden ser de otro tipo. 

[/box]

Einstein establecía una clara conexión entre la música, tocar el violín y sus momentos de mayor creatividad. Al igual que tener un pensamiento lateral, salirse y cambiar de «registro» ayuda a que se establezcan otro tipo de conexiones que posteriormente nos ayuden a solucionar problemas o a mejorar nuestra creatividad.

Este tipo de cambio puede ser de cualquier tipo. En el caso de Einstein era la música. Pero puede ser:

  • Caminar.
  • El deporte.
  • Conversar con otras personas.
  • La lectura de ensayo, ciencia ficción, novela, etc.
  • Escribir.
  • Construir algo. Dibujar. Tocar un instrumento. Ver una película.

Por ejemplo, Woody Allen, famoso director americano, el cual a uno le pueden gustar más o menos sus películas, pero hay que reconocer que por lo menos son originales, comenta lo siguiente sobre su proceso creativo:

Suelo escribir mis guiones por la mañana. No estoy más de tres o cuatro horas haciéndolo. Lo que sí que hago y me funciona bastante bien es hacer descansos bajo la ducha. Duchas de agua fría o muy caliente. Durante el baño se me ocurren ideas. Y a veces cuando he acabado. Woody Allen

[box] Recursos:

2 comentarios en “Albert Einstein sobre concentración, flujo y creatividad”

  1. Me encanta tu página y borra este comentario en cuanto lo veas. Pero la primera frase «aya» por el siglo pasado… «allá» please :-D

Deja un comentario

Pin It on Pinterest