Gates sobre la última carta anual de Buffett

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos.

Bill Gates es amigo y sobretodo fan de Warren Buffett. Tiene un blog en el que habitualmente comparte algunas ideas que le pasan por la cabeza. En su última entrada ha comentado, junto con un vídeo, lo mucho que le ha calado la última carta de Warren Buffet para los accionistas de Berkshire Hathaway. Gates dice que entre las 50 cartas anuales que ha escrito Buffett durante los últimos 50 años, probablemente ésta sea la mejor.

Aquí para leer la carta anual de Buffett a los accionistas de Berkshire Hathaway.

Gates dice que la carta se divide en tres partes diferenciadas. La primera es un recorrido histórico de la empresa que ha actuado como brazo inversor de Buffet a lo largo de 50 años. Aciertos, errores y muchas cosas que se pueden mejorar. La última parte es un comentario del compañero y amigo de Buffet, Charlie Munger. Tampoco tiene desperdicio.

Pero a lo que Gates da importancia es a la segunda parte de la carta anual. En ella, Buffett explica la filosofía de liderazgo que ha tenido Berkshire Hathaway para con las compañías que controlaba. La filosofía siempre ha sido la de otorgar mucha autonomía y confianza a los directivos de las empresas que Berkshire ha ido adquiriendo a lo largo de los años.

Muchos de estos directivos han estado en su puesto durante décadas. Habitualmente incluso, rebasando la edad de jubilación. Han tenido mucha flexibilidad y han podido eliminar las partes de su negocio que no les gustaban. La confianza de Buffett y Munger era muy grande, por lo que los gerentes actúan con seguridad y toman decisiones sin miedo a posibles represalias de la junta de accionistas (la cual es Berkshire).

La filosofía de liderzago que Berkshire ha tenido a lo largo de los años ha maximizado el crecimiento de los negocios mediante tres cosas: seguridad, experiencia y flexibilidad. La fórmula de Buffett ha sido sencilla: personas íntegras, honestas, con ganas de mejorar y de aprender cosas nuevas. Esos son los directivos que busca Buffett para sus empresas. Casi nada.

A lo largo de los años, no sólo funciona el interés compuesto, también funcionan todos esos aspectos con el plus de la experiencia. Así ha conseguido que Berkshire tenga en propiedad muchas empresas cuyos gerentes saben muy bien lo que hacen.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest