Ser buenos en matemáticas

Ser buenos en matemáticas

Es habitual pensar que alguien ha nacido para las matemáticas o es un completo negado. Las matemáticas o se te dan bien o no. Tendemos a darle demasiada importancia al componente genético. Nos diferenciamos genéticamente de un chimpancé en un 1%. Hazte una idea de las diferencias genéticas que pueden haber entre dos humanos.

Es cierto que dos personas, a pesar de tener unos genes muy parecidos, son completamente diferentes. Pasa entre hermanos. Sin embargo, nuestras capacidades no lo son tanto. No nos diferenciamos tanto en la capacidad que tenemos de hacer o entender algo. La verdad es, que salvo raras excepciones, todos somos capaces de ser buenos en matemáticas.

Si no eres bueno en matemáticas, no le eches la culpa a tus genes. La razón es porque no has tenido un profesor que consiguiera transmitirte la importancia que tienen las matemáticas en la vida. Probablemente te hayan enseñado a memorizar un montón de fórmulas y en muchas ocasiones, aplicarlas sin conocer el sentido. Quizás tus padres no te han enseñado el poder que tiene ser curioso.

No debemos conformarnos con el razonamiento: «No se me dan bien las matemáticas.»

Debemos insistir. Los niños de hoy en día deben ser buenos en matemáticas. Deben conocer las matemáticas. Y pueden. Si eres capaz de leer y escribir, eres capaz de entender las matemáticas. No es algo opcional. Es el futuro y contribuye a aumentar nuestra creatividad. Las matemáticas están por todos lados.

Seth Godin

Deja un comentario

Pin It on Pinterest