Chiringuitos Financieros

Inicio » Finanzas » Chiringuitos Financieros
Chiringuitos Financieros
iAmMrRob / Pixabay

¿Qué son los chiringuitos financieros?

La expresión chiringuito financiero envuelve una trama de actividades ilegales desarrolladas por empresas que brindan servicios de inversión igualmente falsos, que buscan solo una cosa: apropiarse de capitales ajenos dejando el menor rastro posible.

Estas empresas actúan sin ningún tipo de supervisión ni regulación de los entes gubernamentales responsables de vigilar el buen funcionamiento de los mercados financieros, tal y como sucede, por ejemplo, con la Comisión Nacional de Mercado Valores (CNMV).

Por lo tanto, no ofrecen garantías mínimas a los inversores, debido a que no trabajan con transparencia y sus capitales son de dudosa procedencia. Es una fórmula de estafa que ha ganado mucha popularidad en internet.

¿Cómo opera un chiringuito financiero?

Cómo opera un chiringuito financiero
Sammy-Sander / Pixabay

Existe un “modus operandi” en este tipo de estafas, es decir, hay un patrón de actuación de las empresas falsas que se dedican a esta actividad ilegal. Veamos cómo trabajan a espaldas de las leyes y reglamentos.

Suelen captar a sus víctimas por internet, de forma remota o telemática, bien sea por medio de la publicación de avisos llamativos en internet, envío de mensajes directos y en chats de  redes sociales y el uso de correos electrónicos.

Aunque también son asiduos usuarios de llamadas telefónicas, por lo que el contacto cara a cara no existe. Las rentabilidades que ofrecen son superiores a las existentes en el mercado, lo cual en vez de crear suspicacia o dudas atrae a los inversores víctimas.

De esta forma, persiguen captar incautos con ofrecimientos de rápido acceso a ganancias millonarias. Una vez que se ha producido la operación y la víctima entrega el dinero, confiado en falsas predicciones financieras del estafador, éste desaparece y no es posible localizar a nadie de la empresa, la cual no deja rastro en internet, se esfuma y de esta manera se consuma la estafa.

¿Cuáles son las razones para desconfiar de los chiringuitos financieros?

  1. En primer lugar, hay que tener claro que no es viable bajo ningún aspecto, acordar negocios con empresas de dudosa procedencia, más aún si no cumplen con los requisitos mínimos de ley para operar en los mercados financieros o bursátiles.
  2. De igual forma, es imprudente, por decir lo menos, efectuar transacciones por internet al margen de los organismos de supervisión y sin que exista la posibilidad de comprobar que efectivamente la empresa está autorizada para trabajar con el dinero ajeno.
  3. Y si la empresa no se identifica claramente, no acusa ninguna experiencia comprobada, lo más probable es que se trate de un conglomerado de estafadores que busca apropiarse del dinero de otros.

¿Qué hacer en caso de ser contactado por un chiringuito financiero?

Lo ideal es cortar cualquier tipo de contacto o comunicación con los integrantes de esta modalidad de estafa y, sobre todo, no aportar ningún tipo de información de carácter personal ni sucumbir ante la tentación de ganancias estrambóticas en lapsos breves.

En este tipo de estafa es común oír frases como estas: “podemos convertir 10 mil euros en 30.000 en apenas 15 días”. O lo mejor es que las ganancias no tienen que ser declaradas a Hacienda”.

Con toda seguridad se trata de una oferta engañosa que pretende captar incautos. NO escuchar estos ofrecimientos y cortar la llamada o no responder correos ni mensajes por chat, es lo prudente en estos casos.

¿Cómo evitar ser estafado por un chiringuito financiero?

Lo prudente, ante todo, en caso de que seamos contactados por una empresa inversora de manera virtual, es investigar si está inscrita en la Comisión Nacional de Mercado de Valores.

De no ser así, lo más seguro es que se trate de una fachada tras la cual se oculta un negocio ilegal fundado por estafadores profesionales.

Tampoco es fiable confiar inversiones a empresas de escasa trayectoria, porque precisamente se puede tratar de un chiringuito financiero, ya que en el “modus operandi” de estas empresas es normal que desaparezcan y abran nuevas firmas en lapsos breves, tras obtener éxito estafando almas inocentes.

¿Qué hacer si sufro un chiringuito financiero?

  1. Es absolutamente necesario denunciar ante las autoridades respectivas, lo ocurrido apenas se produce el engaño.
  2. O mejor aún, si surgen dudas en torno al procedimiento usado por la empresa, no debe entregarse dinero sin antes investigar su historial o trayectoria en el mercado.
  3. Esto suele ocurrir después de entregar la primera aportación de dinero, porque por lo general el resultado de la inversión conduce a una rentabilidad=0. En ese escenario, es importantísimo no seguir aportando capital, ni entregar un euro más.
  4. Lo más seguro es que el chiringuito, ante el fracaso de la primera inversión, aparezca de nuevo para ofrecer mayores márgenes de rentabilidad y pida nuevas aportaciones. Allí es donde hay que tratar de garantizar el éxito de la investigación fiscal o judicial con una denuncia oportuna.
  5. Es menester, por razones obvias, entregar a las autoridades la mayor cantidad de información posible que conduzca a la identificación plena de los estafadores.

Tu opinión nos importa: ¿Te ha sido útil el artículo?

Acerca del autor

Redacción e Investigación | + posts

¡Hola! Soy Gemma Guerrero.

Soy graduada en Economía por la Universidad de Granada. Actualmente, al igual que Arnau estoy estudiando el título oficial de CFA (Cheff Financial Advisor).

Para ello, escribir y publicar en Autorizado Red me ayuda a estar al día con los diferentes conceptos económicos y financieros que he de preparar.

Anterior

Cooperativismo

Cloud Computing

           
Próximo Artículo

Deja un comentario