Coeficiente Beta: [Concepto, Cálculo, Escenarios, Apalancamiento y Ventajas]

Inicio » Finanzas » Coeficiente beta

¿Ya sabes lo que es el coeficiente beta? Ya no tienes que buscar más porque aquí te describiremos exactamente lo que es y representa. 

Así como también, te daremos varios ejemplos claros para que logres determinar el coeficiente beta de tu empresa, valores y/o acciones. De este modo, conocer sus beneficios potenciales y lograrás hacer proyecciones con los futuros de tus acciones. 

Coeficiente Beta

¿Qué es el coeficiente beta?

Se trata de un concepto creado para el entorno financiero y se utiliza para describir el método que mide el grado de riesgo al que se enfrenta un valor con proyecciones a futuro.

Las principales características del coeficiente beta son:

  1. Mide la volatilidad con base a una proyección a mediano y largo plazo.
  2. A mayor sea el coeficiente, mayor es el grado de volatilidad o riesgo que representa el activo en el mercado de valores. 
  3. Para medir toma como referencia el valor que ofrecen los índices bursátiles del IBEX.
  4. Únicamente mide los riesgos que se pueden eliminar mediante la diversificación de la cartera de acciones y/o activos de la empresa.
  5. No es un coeficiente recomendado para empresarios que no cuenten con una cartera de inversiones diversificada.   
  6. Se puede ver como probabilidades estadísticas. 

¿Cómo se calcula el coeficiente beta?

Para lograr tener el coeficiente beta de la acción de una empresa necesitarás la siguiente ecuación:

Cómo se calcula el coeficiente beta

Entonces, tenemos que:

  • σi: es la covarianza de un activo en su relación con el mercado. 
  • 2m: es la varianza del mercado.

Al respecto de esta fórmula, es posible tener el resultado para tres eventos o situaciones diferentes: 

β > 1

Para los títulos con mayor porcentaje de volatilidad. Por lo tanto, son aquellos en los que, si el valor del índice presenta una subida, este alcanzará un mayor porcentaje de subida y lo mismo ocurre si el valor baja ya que el movimiento del índice beta es proporcional. 

β = 1

Podrás lograr el índice para activos que no tienen riesgos y que sería igual al Rf. Por lo tanto, la rentabilidad es proporcional al valor del índice Beta.

β < 1

Es el resultado para los activos defensivos y por ello presentan menos volatilidad en relación con las variaciones del índice. En este sentido, para llevar a cabo todo el procedimiento necesitarás prepararte con:

  1. Hoja de cálculo Excel: en ellas crearas una gráfica de dispersión. 
  2. Rendimiento del activo: este se obtiene al ver la evolución del mismo en el mercado. 
  3. Índice de referencia: se obtiene al ver la evolución del mismo en el mercado. 

Ahora bien, si quieres acortar un poco el camino y saber la beta de tu empresa que cotiza en la bolsa, puedes tener acceso al informe que emite la Bolsa de Madrid. No obstante, también puedes aprender a hacerlo por ti mismo.

Tomemos como ejemplo una empresa que cotiza en la bolsa de valores y más específicamente en el IBEX 35 durante 20 días y para esto usaremos la hoja Excel en la que agruparemos:

  • En el eje x: escribiremos el rendimiento de las acciones durante las 20 sesiones más recientes.   
  • En el eje y: colocaremos rendimiento obtenido de las últimos 20 sesiones del índice IBEX 35. 

Ahora bien, nuestro objeto de interés se encontrará en la tasa de retorno, mas no en el precio de cierre tal y como se expresa en la imagen de la tabla que sigue:

FECHA EJE Y BBVA RETORNO (Dn/Dn-1) Eje X Ibex35 Retorno (Dn/Dn-1)
21/09/2018 5,636 9.590,40
20/09/2018 5,678 -0,74% 9.583,70 0,07%
19/09/2018 5,596 1,47% 9.486,30 1,03%
18/09/2018 5,486 2,01% 9.447,50 0,41%
17/09/2018 5,503 0,99% 6.404,60 0,46%
14/09/2018 5449 0,20% 6.365,30 0,42%
13/09/2018 5,438 4,28% 9.329,20 0,39%
12/09/2018 5,215 0,12% 9.306,80 0,24%
11/09/2018 5,209 0,19% 9.284,10 0,24%
10/09/2018 5,199 0,37% 9.270,80 0,14%
07/09/2018 5,18 -0,92% 9.171,20 1,09%
06/09/2018 5228 2,52% 9.208,70 -0,41%
05/09/2018 5,363 -0,09% 9.301,30 -1%
04/09/2018 5,368 0,26% 9.376,30 0,80%
03/09/2018 5,354 -0,30% 9.376,10 0%
31/08/2018 5,374 -0,20% 9.399,10 -0,24%
30/08/2018 5,381 -2,69% 6.467,60 -0,72%
29/08/2018 5,53 0,73% 9.569,50 -1,06%
28/08/2018 5,49 -1,45% 9.606,50 -0,39%
27/08/2018 5,571 0,23% 9.659,80 -0,55%

Calcular la covarianza rendimiento del activo y rendimiento del índice

Este el paso que sigue y resulta necesario en el que calcularemos la covarianza de los intervalos del retorno de la empresa que cotiza en la Bolsa de Valores y del IBEX35, siendo.

De esta forma, en el supuesto de que la columna para la tasa de retorno de la empresa resulta ser C y esta inicia desde la C3. A la vez, tenemos que la columna para la tasa de retorno que corresponde al IBEX 35 es E y esta inicia por E3.

Para razones del Excel debes aplicar la siguiente fórmula:

=COVAR(C3:C21;E3:E21) = la cifra resultante de la selección en tu ecuación.

Varianza del rendimiento del índice

Luego de tener definida la covarianza, corresponde determinar la varianza del índice IBEX 35, pero dentro del mismo espectro temporal o período.

Es así como en el Excel procedes a escribir el siguiente cálculo con la selección de las casillas que corresponden al IBEX 35:

=VAR(E3:E21) = la cifra resultante de la selección en tu ecuación.

Obtención de la Beta financiera

Cuando ya tienes la covarianza que es el rendimiento del activo, así como del mercado de referencia, pero también tienes la varianza del mercado IBEX 35 que es la referencia en la Bolsa de Valores.

Luego, procedes con el paso final que es la fórmula expresada como:

Obtención de la Beta financiera

Esto lo puedes aplicar para todo tipo de empresas y también puedes usar la fórmula del (Capital Asset Pricing Model) o por sus siglas en inglés CAMP. Sería como sigue:

CAMP=Rf+ βc*Em-Rf. 

Tenemos que:

  • Rf: es el rendimiento del activo sin riesgo porque representa una tasa libre de riesgo.
  • Em: se trata del rendimiento que se espera en el mercado.
  • (Em-Rf): supone ser la prima de riesgo que hay con relación al mercado.
  • βc: es el rendimiento del mercado para el activo y/o proyecto financiero.

¿Qué pasa si el coeficiente beta es negativo? ¿Cómo serían otras variables?

Respecto al coeficiente Beta son posibles varios escenarios. Para que tengas una mejor visión de ello te dejaremos los más probables:

Escenario 1

Cuando el coeficiente Beta es negativo tendremos que antes de expresarse las subidas en el índice del mercado, también tendremos como producto subidas equivalentes en la cotización de dicha acción.

Ahora bien, si la beta resulta ser inferior a 1 veremos que las variaciones serán menos significativas ante las subidas o bajadas del índice en el mercado. Por lo tanto, veremos que la rentabilidad de una acción dada, bien sea positiva o negativa, será menor la rentabilidad expresada en el índice del mercado. 

A la vez, si la índice beta resulta ser negativo, pero inferior a -1 veremos que si una sube la otra baja e igual si una baja la otra sube. De esto lo que más importa es que la acción tendrá menor riesgo de volatilidad que el mercado.

Escenario 2

Para este escenario tenemos la beta con valor positivo, lo que se interpreta como subidas o volatilidad en alza ante los índices del mercado que producirán también subidas en la cotización de la acción.

A la vez, si la beta es superior a 1 debemos esperar que bien sean subidas o bajadas en el índice del mercado, esto producirá variaciones significativas en la cotización de la acción. 

Por lo tanto, lo que se debe esperar es que la rentabilidad de la acción, aunque positiva o negativa resultará mayor a la del índice del mercado. En este sentido, lo que se espera es que la Beta resultante sea positiva para que no se traduzca como pérdidas o un alto grado de incertidumbre en los valores de la empresa. 

Escenario 3

Si la beta es igual a 1, ante subidas o bajadas del índice del mercado, se producen exactamente las mismas variaciones en la cotización de la acción.

De esta manera la rentabilidad de la acción, tanto positiva como negativa, es exactamente igual que la del mercado. A la vez, si la beta es -1 esto se traduce como una varianza que tiende a la baja en la incertidumbre de los valores de las acciones y/o empresa. 

Si la beta es cero o próxima a cero, ante subidas o bajadas del índice del mercado, no se producen variaciones, ni subidas ni bajadas en la cotización de la acción. La acción tiene menor riesgo que el mercado.

¿Cómo se apalanca el coeficiente beta?

Te ofreceremos un ejemplo de cómo apalancar la beta de una empresa que no cotiza. Para ello, es necesario conocer cómo es la estructura financiera de dicha empresa e la empresa.
Para tal fin determinarás los siguientes datos:
  • Fondos propios: 13.000.000.
  • Deuda Financiera: 8.000.000.
  • Tipo impositivo: 0.25.

Luego de ello, debes seguir la siguiente fórmula que se expresa así:

Cómo se apalanca el coeficiente beta

Entonces, tenemos que:

  • βl = se trata de la Beta apalancada que deseamos obtener.
  • βu = es la Beta desapalancada y necesaria conocer para saber cuál es la beta apalancada.
  • Df = resulta ser la deuda financiera o compromisos financieros pendientes de la empresa.
  • t = Tipo impositivo
  • e = Estructura de los fondos propios.

Finalmente, procedemos a sustituir la nomenclatura por los datos o cifras que tenemos de la empresa. Sería como sigue:

Cómo se apalanca el coeficiente beta -

Esto es suficiente para conocer la Beta de una empresa que no está cotizando en la bolsa de valores.

También, puedes consultar LA BETA APALANCADA de Juan Marcarenas para tener en cuenta todas las variables que inciden y obtener una Beta apalancada más extensa.

¿Qué es el coeficiente beta en una acción?

El coeficiente beta siempre será el índice que se utiliza para determinar la volatilidad de un activo. Por lo tanto, no debe pensarse que esto es diferente a lo que ya hemos descrito anteriormente.

¿Qué ventajas tiene calcular el coeficiente beta?

La principal ventaja del calcular el coeficiente beta es que permite tener una visión más clara sobre la potencial variabilidad en la rentabilidad de la acción y/o activo en el mercado de valores.

Por lo tanto, los tenedores e inversores podrán saber cómo se desempeñarán las acciones y hacer proyecciones o planes a futuro respecto a los valores de su empresa. 

Ahora bien, esto puede ser interpretado como contraproducente en el caso de que el propietario desea buscar inversionistas ya que, los potenciales inversores tendrán la opción de alejarse si el coeficiente beta de la empresa resulta ser negativo y/o mi volátil. 

Es por ello que, conocer este coeficiente también les permite a los propietarios de las acciones tomar medidas para mitigar el grado de incertidumbre y mejorar el rendimiento de los valores de la empresa, aunque esto se reflejará en un mediano a largo plazo.  

Conclusión

Lo más recomendable es que todo empresario logre determinar el coeficiente beta de su empresa porque eso denota transparencia y se traducirá en confiabilidad.

También es importante tener presente que en el mercado de valores la incertidumbre no es algo ajeno para una empresa y más aun sabiendo que siempre resulta inevitable el cumplimiento de distintos ciclos económicos. 

Por lo tanto, no debe ser motivo de temor descubrir que nuestra empresa se encuentra con una volatilidad potencialmente variable. 

Previous

Rendimiento Ajustado al Riesgo de Capital: [Concepto, Elementos, Cálculo, Ventajas y Desventajas]

Comisión de Reembolso: [Concepto, Características, Ejemplo y Aplicación]

Next