Ratio de Solvencia

Inicio » Finanzas » Ratio de Solvencia
Puntos importantes sobre el Ratio de Solvencia:
  • Un ratio de solvencia indica si el flujo de caja de una empresa es suficiente para hacer frente a sus obligaciones a largo plazo y, por tanto, es una medida de su salud financiera.
  • El ratio de solvencia es una medida exhaustiva de la solvencia, ya que mide el flujo de caja real de una empresa, en lugar de los ingresos netos, sumando la depreciación y otros gastos no monetarios para evaluar la capacidad de una empresa para mantenerse a flote.
  • En general, los ratios de solvencia miden el flujo de caja de una empresa, que incluye los gastos no monetarios y la depreciación, frente a todas las obligaciones de la deuda.
  • Los ratios de solvencia más utilizados son: Ratio de cobertura de intereses, Ratio de deudas vs activos, Ratio de fondos propios y Ratio de deuda vs capital.
  • Es importante comparar los ratios de solvencia entre empresas del mismo sector, puesto que pueden variar considerablemente de un sector a otro.
  • Los ratios de solvencia y de liquidez ofrecen información parecida, pero tienen algunas diferencias (puedes verlas más abajo).
Ratio de solvencia
stevepb / Pixabay

¿Qué es un ratio de solvencia?

El coeficiente de solvencia o ratio de solvencia es una métrica clave utilizada para medir la capacidad de una empresa para cumplir con sus obligaciones de deuda a largo plazo y es utilizada a menudo por los posibles prestamistas de negocios.

Un ratio de solvencia indica si el flujo de caja de una empresa es suficiente para hacer frente a sus obligaciones a largo plazo y, por tanto, es una medida de su salud financiera.

Un ratio desfavorable puede indicar cierta probabilidad de que una empresa incumpla sus obligaciones de deuda.

Los principales ratios de solvencia son el ratio de deuda sobre activos, el ratio de cobertura de intereses, el ratio de fondos propios y el ratio de deuda sobre fondos propios (D/E). Estas medidas pueden compararse con los ratios de liquidez, que tienen en cuenta la capacidad de una empresa para hacer frente a sus obligaciones a corto plazo y no a medio y largo plazo.

Características de los ratios de solvencia

El ratio de solvencia es uno de los muchos parámetros que se utilizan para determinar si una empresa puede seguir siendo solvente a largo plazo.

El ratio de solvencia es una medida exhaustiva de la solvencia, ya que mide el flujo de caja real de una empresa, en lugar de los ingresos netos, sumando la depreciación y otros gastos no monetarios para evaluar la capacidad de una empresa para mantenerse a flote.

Mide la capacidad de flujo de caja en relación con todos los pasivos, en lugar de sólo la deuda a corto plazo. De este modo, el coeficiente de solvencia evalúa la salud de una empresa a largo plazo mediante la valoración de su capacidad de reembolso de deuda a largo plazo y de los intereses de dicha deuda.

Los ratios de solvencia varían de un sector a otro. Por lo tanto, el coeficiente de solvencia de una empresa debe compararse con el de sus competidores del mismo sector y no considerarse de forma aislada.

La terminología del coeficiente de solvencia también se utiliza al evaluar las compañías de seguros, comparando el tamaño de su capital en relación con las primas suscritas, y mide el riesgo que afronta una aseguradora ante los siniestros que no puede cubrir.

¿Cómo se calculan los ratios de solvencia?

En general, los ratios de solvencia miden el flujo de caja de una empresa, que incluye los gastos no monetarios y la depreciación, frente a todas las obligaciones de la deuda.

En resumen, una empresa solvente tiene un patrimonio neto positivo.

Por ejemplo:
Consideremos el ratio de deuda sobre activos, una métrica popular que mide el grado en que los activos de una empresa están financiados por la deuda, donde deuda sobre activos = Activos totales/Deuda total.

Otro ratio de solvencia común, el ratio deuda-capital (D/E), muestra el grado de apalancamiento financiero de una empresa, donde deuda-capital = Deuda total/Fondos propios totales.

Tipos de ratio de solvencia

Ratio de cobertura de intereses

El ratio de cobertura de intereses se calcula de la siguiente manera:

Ratio de Cobertura de Intereses = EBIT / Gastos por intereses 

Donde:

EBIT= Beneficio antes de intereses e impuestos

El ratio de cobertura de intereses mide cuántas veces puede una empresa cubrir sus pagos de intereses corrientes con sus beneficios disponibles. En otras palabras, mide el margen de seguridad que tiene una empresa para pagar los intereses de su deuda durante un periodo determinado.

Cuanto más alto sea el ratio, mejor. Si el ratio desciende a 1,5 o menos, puede indicar que una empresa tendrá dificultades para hacer frente a los intereses de sus deudas.

Ratio deuda-activos

La relación entre la deuda y los activos se calcula de la siguiente manera:

Relación deuda/activos = Deuda / Activos

El ratio deuda/activos mide la deuda total de una empresa con respecto a sus activos totales. Mide el apalancamiento de una empresa e indica qué parte de la empresa está financiada por deuda frente a los activos y, por tanto, su capacidad para pagar su deuda con los activos disponibles.

Un ratio más alto, especialmente por encima de 1,0 indica que una empresa está muy financiada por la deuda y puede tener dificultades para cumplir con sus obligaciones.

Ratio de fondos propios

El ratio de fondos propios se calcula de la siguiente manera:

Ratio de fondos propios = Fondos propios / Activo

El ratio de fondos propios, o relación entre los fondos propios y los activos, muestra la proporción de una empresa que se financia con fondos propios en lugar de con deuda. Cuanto más alta sea la cifra, más sana es la empresa. Cuanto más baja sea la cifra, más deuda tiene la empresa en sus libros en relación con los fondos propios.

Relación deuda-capital (D/E)

La relación deuda-capital (D/E) se calcula de la siguiente manera:

Ratio Deuda/Patrimonio Neto = Ratio Deuda / Patrimonio Neto

El ratio D/E es similar al ratio deuda/activos, ya que indica cómo se financia una empresa, en este caso, con deuda. Cuanto más alto sea el ratio, más deuda tiene la empresa en sus libros, lo que significa que la probabilidad de impago es mayor. El ratio analiza qué parte de la deuda puede cubrirse con fondos propios si la empresa tuviera que liquidar.

¿Qué limitaciones tienen los ratios de solvencia?

Una empresa puede tener un bajo nivel de endeudamiento, pero si su gestión de la tesorería son deficientes y las cuentas a pagar se disparan a consecuencia de esto, su posición de solvencia puede no ser tan sólida como indicarían las medidas que sólo incluyen la deuda.

Es importante observar una variedad de ratios para comprender la verdadera salud financiera de una empresa, así como entender la razón por la que un ratio es lo que es. Además, un número en sí mismo no da mucha indicación. Una empresa debe compararse con sus pares, especialmente con las empresas fuertes de su sector, para determinar si el ratio es aceptable o no.

Por ejemplo:
Una aerolínea tendrá más deuda que una empresa tecnológica sólo por la naturaleza de su negocio. Una compañía aérea tiene que comprar aviones, pagar por el espacio del hangar y comprar combustible para aviones; costes que son significativamente mayores que los que tendrá que afrontar una compañía tecnológica.

¿Qué diferencia hay entre ratios de solvencia y ratios de liquidez?

Los ratios de solvencia y los de liquidez son similares, pero tienen algunas diferencias importantes.

  1. Ambas categorías de ratios financieros dan información sobre la salud financiera de una empresa. La principal diferencia es que los ratios de solvencia ofrecen una perspectiva a largo plazo de una empresa, mientras que los ratios de liquidez se centran en el corto plazo.
  2. Los ratios de solvencia examinan todos los activos de una empresa, incluidas las deudas a largo plazo, como los bonos con vencimientos superiores a un año. Los ratios de liquidez, en cambio, se centran en los activos más líquidos, como el efectivo y los valores negociables, y en cómo pueden utilizarse para cubrir las próximas obligaciones a corto plazo.

Acerca del autor

Redactor y editor | agomis@autorizadored.es | + posts

Mi nombre es Arnau Gomis y soy de Sabadell.

Hace aproximadamente tres años que empecé a escribir, publicar y editar artículos en diferentes páginas webs.

Estoy especializado finanzas e inversión. Me encanta invertir en empresas y en activos, en especial: acciones de empresas que tienen fuertes ventajas competitivas.

Estoy graduado en Administración y Dirección de Empresas por la UOC, con máster en "Especialización en Decisiones de Inversión". Por otro lado, actualmente estoy estudiando y preparando el CFA.

Anterior

Valor Actualizado Penalizado (VAP)

Valor Teórico de una Acción

           
Próximo Artículo

Deja un comentario