Rotación de Activos (ROA): [Concepto, Fórmula y Ejemplos]

Inicio » Finanzas » Rotación de Activos

¿Sabes qué es la rotación de activos?

Si no es así, estás perdiéndote de usar una de las herramientas más eficientes para conocer cómo están evolucionando tus ventas y su rendimiento respecto a los activos de la empresa. 

Todo empresario, sociedad jurídica o autónomo puede encontrar en el cálculo de la rotación de activos, grandes beneficios para hacer proyecciones cara al futuro del crecimiento de la empresa. 

Por ello, te interesa todo lo que explicaremos sobre la rotación de activos, su importancia, beneficios y la fórmula matemática para poderlo calcular.

  

Qué es el ROA o Rotación de Activos

¿Qué es la rotación de activos? 

La rotación de activo es uno de los indicadores financieros utilizados para medir al porcentaje de eficiencia que ha tenido la administración durante la gestión de los activos de la corporación y/o empresa.

La rotación de activos es de vital importancia porque contribuye a detectar el riesgo y porcentaje de insolvencia o potencial de quiebra de la empresa.

  1. La rotación de activos es la relación entre las ventas o ingresos totales y los activos medios.
  2. Esta métrica ayuda a los inversores a comprender la eficacia con la que las empresas utilizan sus activos para generar ventas.
  3. Los inversores utilizan el índice de rotación de activos para comparar empresas similares del mismo sector o grupo.
  4. El índice de rotación de activos de una empresa puede verse afectado por las grandes ventas de activos, así como por las compras significativas de activos en un año determinado.

  

También es importante tener seguridad de lo que significan tres términos como:

  1. Activos.
  2. Quiebra.
  3. Insolvencia.

Activos

Ya hemos hablado en otras ocasiones sobre los activos.

Se refiere a los bienes, derechos y otros recursos que forman parte del patrimonio de la empresa. Estos se clasifican como; mobiliario e inmobiliario como las construcciones, los equipos tecnológicos de informática. Así como también los derechos de cobro por servicios prestados e incluso la venta de bienes a la cartera de clientes. 

De igual forma, también se encuentran dentro de esta clasificación aquellos que ofrecen un beneficio a futuro.

A la vez, los activos se clasifican en dos tipos como:
  • Activo no corriente/fijo: son todos los que formarán parte de la empresa por un espectro temporal superior a un año. Estos no fueron comprados para vender o comercializar con ellos y se pueden mencionar la maquinaria y todos los que son inmuebles como parcelas y/o terrenos, edificios, galpones, entre otros. 
  • Activo corriente/circulante: se refiere a todo lo que pertenece a la empresa durante un tiempo inferior al año. Estos son los productos fabricados y también materias primas adquiridas para vender el producto al público objetivo.

También debemos conocer dos términos más que son; 

  

Insolvencia 

Es cuando no hay posibilidad alguna para cumplir con las responsabilidades financieras adquiridas. 

Quiebra 

Ocurre cuando se llega al estado de insolvencia y que produce el cese de actividades comerciales en la empresa. 

Se encuentra regulada en la Ley de Segunda oportunidad que se extiende para los particulares y autónomos. También se encuentra la Ley Concursal para Acreedores que aplica para todas las empresas, corporaciones y/o industrias. 

¿Cuál es la fórmula de la rotación de activos? 

Esta es una de las fórmulas más básicas y se trata de que la rotación de activos es igual al total de ventas divididas entre los activos totales. 

Matemáticamente se expresa:

ROA = Ventas netas / Activos totales
 

El propósito de la rotación de activos es expresar la cantidad de veces que la totalidad de activos se convierte en ventas.

  

¿Cómo podemos saber si una empresa tiene una buena rotación de activos? 

Sabemos que es importante tener un ejemplo práctico para lograr comprender mejor este principio y es por ello que te dejamos el siguiente modelo; 

Supongamos que tenemos al cierre del año X:

  • Ventas totales por 200.000 €
  • Activos totales por 50.000 €

Entonces lo expresamos como; 

Ra= 200.000 / 50.000 = 4

El resultado final es que nuestro activo se convierte en ventas 4 veces por año, cada 90 días solo considerando 360 días. Es decir, rota 4 veces como resultado final de nuestro cálculo financiero. 

Lo valioso de este cálculo es que se aplica para activos corrientes y fijos. También es importante saber que los activos corrientes por su naturaleza deben tener una mayor cantidad de rotación porque están dedicados a la venta regular.

  

Ejemplo de aplicación del ROA

La rentabilidad de la inversión es muy útil para comparar empresas del mismo sector, ya que distintos sectores utilizan los activos de manera diferente.

Por ejemplo, el rendimiento de las empresas orientadas a los servicios, como los bancos, será considerablemente mayor que el rendimiento de las empresas con gran densidad de capital, como las empresas de construcción o de servicios públicos.

Evaluemos el rendimiento de los activos (ROA) de tres empresas del sector tecnológico:

  • Apple.
  • Amazon.
  • Microsoft.
Empresa Ingresos (2020) Activos totales (2020) ROA
Apple $58,42 billones $317,34 billones 17,75%
Amazon $10,56 billones $221,24 billones 5,83%
Microsoft $44,28 billones $285,45 billones 15,42%

Aquí podemos ver cómo rentabilizan sus activos estos tres gigantes tecnológicos.

Aparentemente Apple y Microsoft están muy por encima en cuanto a la gestión de sus activos que Amazon. Como vemos, Amazon tiene prácticamente el mismo nivel de activos que Apple y Microsoft, pero sin embargo, su volumen de ventas es menor.

  

¿Qué ventajas tiene calcular la rotación de activos? 

Son muchas las ventajas que tiene calcular la rotación de activos y fundamentalmente son; 

  1. Puedes conocer si los activos de tu empresa realmente se están convirtiendo en ventas. 
  2. Es posible saber en cuántas veces resulta la conversión de los activos
  3. La cantidad de ventas ofrece una perspectiva de crecimiento y/o estancamiento de la empresa. 
  4. Esto te ofrecerá una proyección de la rentabilidad actual de tu empresa y que se puede traducir en mayor valor en el mercado. 
  5. Con el resultado final de la rotación de activos es posible hacer una proyección a futuro porque conoces la situación real de la empresa al cierre de cada año. 

Al momento de conocer el tiempo de tu rotación de activos, esto permite saber el espectro de tiempo en el que se puede tener liquidez para pagar a los proveedores. Es decir, si los proveedores dan un tiempo de 2 años para pagar, el conocer tu rotación de activos te permitirá saber si es posible tener el dinero para cumplir con el compromiso al término de los dos años. 

Aunque el flujo de caja anual ofrece un balance financiero para la empresa, el mismo resulta muy general. En cambio, el cálculo de la rotación de activos es específico y puntualiza la conversión de activos en ventas reales por año.  

¿Qué desventajas tiene?

No hay desventajas como tal y en cambio, le permite a la administración de la empresa conocer si se encuentran en desventaja cuando el resultado del cálculo de la rotación de activos no es favorable. 

En esta situación de resultado negativo, ofrece la ventaja de tomar medidas y hacer auditorías para determinar en dónde se encuentra el problema que impide la conversión efectiva de ventas totales en activos totales.  

  

¿Qué diferencias hay entre la rotación de activos (ROA) y el retorno de capital (ROE)?

Tanto el ROA como el retorno sobre el capital (ROE) son formas de medir la capacidad que tiene una empresa para rentabilizar sus recursos.

Esencialmente, el ROE sólo mide el rendimiento del capital de una empresa, dejando fuera los pasivos.

Por lo tanto, el ROA representa la deuda de una empresa y el ROE no. Cuanto más apalancamiento y deuda asuma una empresa, mayor será el ROE que deberemos exigir en relación al ROA.

Conclusión

Sabemos que ya has podido entender el beneficio de conocer la rotación de activos para aplicarlo en tu empresa y desde hoy nada continuará siendo igual. 

Tu vida como empresario, independiente o autónomo ha encontrado una nueva herramienta para potenciar tus capacidades como administrador. 

Este es el momento para saber si tus activos tienen un número de conversión que se ajusta a tus necesidades o si aún no pueden hacerlo. 

A partir de hoy puedes tomar medidas para que, en el corto, mediano y largo plazo, tus activos alcancen el rendimiento esperado.  

Previous

Agencia de Calificación de Riesgos: [Concepto y Ejemplos]

Reestructuración Financiera: [Concepto, Utilidad, Ventajas y Desventajas]

Next

Deja un comentario