Comisión de Reembolso: [Concepto, Características, Ejemplo y Aplicación]

Inicio » Finanzas » Comisión de reembolso

En esta ocasión te describiremos lo que es la comisión de reembolso porque ella supone un aspecto importante que deben saber manejar todos los inversores que se asocian a un fondo de inversiones. 

No solo te diremos lo que es la comisión de reembolso, sino que también te describiremos sus características y brindaremos un ejemplo acerca de ella. 

De igual forma, te indicaremos por qué los fondos de inversión cobran esta comisión, así como el valor que puede tener y la tributación asociada.

Comisión de Reembolso

¿Qué es una comisión por reembolso?

Se trata de un porcentaje que cobra la empresa gestora y más específicamente los fondos de inversión por razones de reembolso y/o traspaso.

En este sentido, entiéndase por:

Reembolso

En nuestro caso se trata del reembolso de los fondos de inversión que supone la venta total o parcial las acciones que tiene un inversor dentro del fondo. Esto significa que se pone fin al trato entre el inversor y el fondo de inversiones que gestiona la compra / venta de activos

También hay otros conceptos que son importante como “plusvalías y minusvalías” ya que aplican según sea el caso del reembolso.

Traspaso

Es el reembolso que se da en el momento que se liquida o pone fin a las participaciones del inversor. Estos traspasos también pueden ser entre fondos de inversión.

¿Qué caracteriza a la comisión por reembolso?

  1. Es explicita porque se cobra directamente.
  2. Se cobra de forma individual a cada participe del fondo. 
  3. Aplica cuando se cancela la participación en el fondo de inversiones. 
  4. Se encuentra explicita en el contrato entre la empresa gestora y el inversionista como “Comisión en caso de salida o anular participación”
  5. Tiene la finalidad de disuadir a los inversores de retirarse del fondo o de hacer retiros por concepto de renta.
  6. En caso de vencer los plazos y el inversor no paga el porcentaje acordado, puede aplicar un porcentaje extra que muchas veces es superior y queda a juicio de la empresa gestora. 
  7. Como máximo debe ser equivalente al 5% del valor que tienen las participaciones al momento d liquidarlas para reembolsar.
  8. Se calcula sobre la base del capital que se va a reembolsar.  

Ejemplo de comisión por reembolso

Sobre la base de un caso hipotético tenemos que:
  • Una empresa gestora suscribe un convenio con un inversor. 
  • El inversor adquiere 150 participaciones / acciones a través el fondo de inversión. 
  • Esta adquisición se produce el 1 de enero del 2020. 
  • Tenemos un valor liquidativo total de 15€ por cada participación.
  • Sumado a ello se acuerda un porcentaje o comisión de suscripción por el 2%. Esto significa que, el valor de las acciones equivale a 15,3€
  • Al término del año el accionista decide vender sus participaciones por un valor de 18€.
  • Se suscribe en el contrato que el porcentaje de la comisión por reembolso es del 5%.

Entonces, tenemos la siguiente ecuación:

Ejemplo de comisión por reembolso

La ecuación anterior es un camino rápido y efectivo para determinar el valor de la comisión de reembolso. Tenemos que, la comisión de reembolso es equivalente a 54€ al momento de liquidar las participaciones. 

A la vez, el inversor también recibirá un porcentaje de rentabilidad al momento de pagar la comisión de reembolso.

¿Por qué los fondos de inversión aplican esta comisión de reembolso?

Los fondos de inversión aplican esta comisión porque los inversionistas deciden poner fin unilateralmente a sus participaciones de inversión en el fondo.

A la vez, cobran esta comisión porque los fondos de inversión recuperan el dinero que ellos mismos han invertido para gestionar y administrar la cartera de productos de los participantes. 

¿Cuánto puede suponer una comisión de reembolso?

Es importante conocer que esta comisión no debe exceder el 5% del valor que tienen las acciones al momento de liquidarlas. Es decir, cuando se reembolsan las participaciones.

Para lograr determinar una comisión de reembolso, las acciones deben tener: un precio de venta y también sumado el precio de suscripción. Mientras que, la diferencia entre estos dos valores determinará el rendimiento o rentabilidad obtenida.

Algunas consideraciones importantes son:

  1. El valor liquidativo de las participaciones está sujeto la oferta actual del mercado. 
  2. El valor de las participaciones fluctúa junto a la oferta del mercado. 
  3. Se calcular diariamente el valor de las participaciones y tanto la empresa gestora como los boletines oficiales de las Bolsas de Valores informan sobre el precio de los valores.
  4. Se deberá aplicar el valor liquidativo correspondiente al emitido el día del informe o al del día siguiente. 

¿Qué tributaciones aplican a los reembolsos?

Los reembolsos también tienen dentro de sus obligaciones pagar una tributación que de acuerdo con la reforma fiscal correspondiente al año 2015, se ajusta variaciones en la fiscalidad del fondo de inversión.

Una de las ventajas de esto es que permite diferenciar entre las plusvalías dentro de un espectro de tiempo a corto y/o largo plazo. Por lo tanto, tenemos que cuando las ganancias están comprendidas entre:

0 y 6.000 €

El porcentaje de tributaciones es de 20%, pero este se redujo al 19% para el año 2016.

6.000 € y los 50.000 €

El tipo impositivo marginal equivale al 22%, pero también se redujo al 21% en el año 2016.

En ganancias que superan los 50.000 €

La tributación equivale al 24% y esto se redujo al 23% en 2016.

¿Cómo podemos evitar esta comisión?

La verdad es que todos los gastos adicionales en nuestra tesorería suponen un dolor de cabeza para los inversores porque reducen el beneficio que deberían recibir.

Es por ello que, siempre que se pueda y sea legal hacerlo, se busca una alternativa para reducir y/o evitar los costes por concepto de comisiones.

A modo de consejo, es importante que al momento de enfrentarte a este tipo de comisión estés calmado porque ella supone un estrés adicional ya que ha roto un esquema planificado. Por lo tanto, era algo que no se esperaba. 

Tenemos entonces que, para evitar pagar la comisión de reembolso puedes:

Elige bien a tus clientes

Para ello debes tener una política de selección que sea un filtro lo más claro posible. De este modo, tienes menos riesgo de asociar con un cliente que te obligue a terminar tus participaciones. 

Gestiona bien tus medios de pago

Esto significa seleccionar bien lo que vas a pagar porque no todos los aspectos de riesgo tienen un mismo coste. Por ejemplo, las transferencias o el metálico no tienen coste devolución. Determina las formas correctas para cobrar y pagar para reducir importes extras. 

No agregues productos innecesarios a tu cartera

Esto significa que gestiones todo lo que puedas hacer tu mismo o que limites la cantidad de productos que gestionará el fondo de inversión. De este modo, evitarás la comisión de reembolso para algunos activos. 

Mucho cuidado con el papel comercial sin domiciliar

Estos tienden a disparan los índices de devoluciones.

Realiza un seguimiento del papel descontado sin domiciliar

Muchas veces no tomamos esos pequeños detalles y finalmente se traducirá en un coste extra.  

Evita las devoluciones innecesarias

muchas veces suele haber disconformidad con el importe o la fecha y esto genera problemas. Trata de todas tus cuentas estén bien y dentro de los plazos o fechas acordados.

Conclusión

¿Ya sabes lo que la comisión de reembolso? Seguro que sí y estás preparado para enfrentarla e incluso, evitarla en buena medida para reducir tus gastos por concepto de comisiones.
Previous

Coeficiente Beta: [Concepto, Cálculo, Escenarios, Apalancamiento y Ventajas]

Ética Financiera: [Concepto, Principios, Importancia y Aplicación en Finanzas]

Next