Apalancamiento Financiero: [Concepto, Riesgos y Ventajas]

Inicio » Finanzas » Apalancamiento

El apalancamiento es una herramienta muy útil para invertir y hacer crecer la rentabilidad de una inversión. Es conocida como estrategia para incrementar las ganancias y pérdidas de una inversión.

Utilizar el apalancamiento requiere manejar la aversión al riesgo y saber qué es una herramienta tremendamente poderosa, pero también peligrosa. Mientras más alto sea el riesgo mayor puede ser la ganancia o la pérdida.

La palabra apalancamiento tiene que ver con utilizar una fuerza para ayudar a mover algo en este caso ese algo sería una inversión que tiene las posibilidades de aumentar.

   

¿Cómo funciona el apalancamiento?

Para saber cómo funciona el apalancamiento debes realizar operaciones financieras que requiere de una estrecha relación entre crédito y capital propio para invertir. Se dice entonces que mientras mayor sea el crédito mayor será el apalancamiento y menor es la inversión de capital propio.

En finanzas, el apalancamiento es cualquier técnica que implica el uso de deuda (fondos prestados) en lugar de capital fresco en la compra de un activo, con la expectativa de que el beneficio después de impuestos que obtengan los accionistas de la transacción exceda el costo del préstamo, con frecuencia en varios múltiplos.

De ahí la procedencia de la palabra del efecto de una palanca en la física, una máquina simple que amplifica la aplicación de una fuerza de entrada comparativamente pequeña en una fuerza de salida correspondientemente mayor.

Normalmente, el prestamista fijará un límite a la cantidad de riesgo que está dispuesto a asumir y también a la cantidad de apalancamiento que permitirá. Posteriormente exigirá que el activo adquirido se proporcione como garantía del préstamo.

El apalancamiento permite multiplicar las ganancias. Por otra parte, las pérdidas también se multiplican, y existe el riesgo de que el apalancamiento se traduzca en una pérdida si los costos de financiación superan los ingresos del activo, o si el valor del activo disminuye.

   

El apalancamiento funciona siempre y cuando la utilización del endeudamiento se utilice para financiar operaciones. Es decir, se refiere al grado de apalancamiento que se mide a través de unidades fraccionadas. V

Por ejemplo:
Vamos a entender como funciona con una explicación sencilla.

Si tienes un apalancamiento de 1:2 eso quiere decir que por cada euro que inviertas realmente se están invirtiendo dos euros. Por lo tanto, la inversión es de un euro y la deuda también.

Supongamos que tenemos un apalancamiento de 1:3 eso quiere decir que tenemos un euro de inversión y dos euros de deuda.

Supongamos que colocas una venta de galletas donde inviertes de tu propio dinero 1000 euros, sin embargo el valor de la inversión es de 5.000 euros entonces el apalancamiento será 1:5. La formula para calcular el apalancamiento es 1: el valor de la inversión entre los recursos propios invertidos y el resultado obtenido será 1: el resultado.

De esta manera obtienes el apalancamiento para tu inversión.

Tipos de apalancamiento financiero

Los tipos de apalancamiento vienen dados por el apalancamiento financiero y el apalancamiento operativo para saber en que consiste cada uno entre ellos lo describimos a continuación:

  • Apalancamiento financiero, este tipo de apalancamiento utiliza la deuda para aumentar la cantidad de dinero que podemos utilizar para realizar una inversión. Lleva a cabo una operación financiera basada en capital propio y crédito.
  • Apalancamiento operativo, se refiere a la utilización de costos fijos con la finalidad de recibir una mayor rentabilidad por unidad vendida. Se refiere a la relación de costos fijos y costos variables que se utilizan en una empresa en la producción de bienes.

Por lo tanto, el apalancamiento financiero es aquel que se caracteriza por usar la deuda para adquirir activos que a su vez generan más activos. El dinero que se utiliza en las inversiones es mayor al dinero que realmente se dispone.

De manera que se obtiene una ganancia mayor por supuesto esto implica un mayor riesgo también.

   

Por consiguiente, el principal instrumento para el apalancamiento es la deuda porque permite invertir más dinero del disponible y esto se debe gracias al préstamo.

Sin embargo, el apalancamiento también se puede conseguir a través de otros instrumentos financieros.

El apalancamiento financiero cuenta con tres tipos que son:
  • El apalancamiento positivo, es aquel que sucede cuando la rentabilidad económica que ocurre con el proceso de apalancamiento es superior al costo de la deuda.
  • El apalancamiento neutral, se refiere al que ocurre cuando la tasa de interés que se paga por el préstamo se hace igual a la rentabilidad económica. En este caso el endeudamiento no provoca variación en la rentabilidad económica.
  • El apalancamiento negativo, este apalancamiento sucede cuando la rentabilidad económica es inferior a la tasa de interés que se paga por la deuda o por los fondos que se obtienen de los préstamos. Si se presenta este tipo de apalancamiento la deuda es improductiva.

Ejemplos de apalancamiento financiero

  • Valores como las opciones y los futuros son efectivamente apuestas entre partes en las que el principal es implícitamente prestado/prestado a tasas de interés de letras del tesoro muy cortas.
  • Los propietarios de capital de las empresas aprovechan su inversión haciendo que la empresa pida prestada una parte de su financiación necesaria. Cuanto más pide prestado, menos capital necesita, de modo que cualquier ganancia o pérdida se reparte entre una base más pequeña y es proporcionalmente mayor como resultado.
  • Las empresas aprovechan sus operaciones utilizando insumos de costo fijo cuando se espera que los ingresos sean variables. Un aumento en los ingresos resultará en un mayor aumento de la ganancia operativa.
  • Los fondos de cobertura pueden apalancar sus activos financiando una parte de sus carteras con los ingresos en efectivo de la venta al descubierto de otras posiciones.

   

Si tenemos una organización que comienza asumir deudas para llevar a cabo un proyecto, lleva a cabo un apalancamiento para asegurar la inversión.

De esta manera el apalancamiento se convierte en una excelente opción debido a que de esta manera la empresa no invierte con capital propio, sino con dinero ajeno.

Este ejemplo hace un contraste entre lo que significa invertir sin apalancamiento y luego cuando se usa el apalancamiento.

Por ejemplo:
Imaginemos que deseamos adquirir unas acciones en un Resort que salen en 2 euros y se dispone de 20.000 euros de fondos propios para comprar.

Nos decidimos y compramos 20.000 acciones.

Al cabo de un tiempo las acciones aumentan a 4 euros por lo que se venden las acciones y se obtienen 40.000 euros. Si sacamos la cuenta hemos ganado 20.000 euros, es decir, logramos una rentabilidad de 100%.

Si utilizamos apalancamiento para esta misma inversión seria así: disponemos de 20.000 euros de dinero propio para invertir y se solicita un crédito al banco por 90.000 euros se procede a comprar las mismas acciones de 2 euros con la diferencia que esta vez se pueden comprar 110.000 acciones.

Al pasar un tiempo, las acciones se posicionan en un precio de 4 euros de manera que al vender las acciones se obtienen 220.000 euros de los cuales utilizaremos 90.000 para pagar el crédito y los intereses de manera que seguimos teniendo un beneficio de 130.000 euros lo que nos da una rentabilidad del 900%.

   

Ventajas del apalancamiento

Las ventajas del apalancamiento nos permiten realizar mejores inversiones, por ello es importante conocerlas.

  • El apalancamiento reduce el riesgo de la inversión siempre y cuando el capital se invierte diversificando la cartera de inversión.
  • Se puede tener acceso a varias inversiones o mercados que sin tener el respaldo del capital ajeno no se podría tener acceso.
  • Se observa el aumento exponencial en la rentabilidad financiera como consecuencia del apalancamiento.

   

¿Cuáles son los riesgos más significativos del apalancamiento?

Los riesgos más significativos del apalancamiento son, en primer lugar que haya un aumento de los costos de operación. Esto se debe a que los intereses de los apalancamientos son más altos de manera que esto compensa el aumento del riesgo.

En segundo lugar, el apalancamiento se convierte en una fuente de financiamiento que ayuda a que cualquier empresa avance rápidamente. Sin embargo, debes recordar que las cuotas del apalancamiento financiero son elevadas y esto aumenta el riesgo.

Por último, el proceso de apalancamiento requiere una complejidad que amerita de gestión y tiempo para realizarse de manera que esto diversifica los riesgos.

Si bien el apalancamiento aumenta los beneficios cuando los rendimientos del activo compensan con creces los costos de los préstamos, también puede aumentar las pérdidas.

Por ejemplo:
Una corporación que pide prestado demasiado dinero puede enfrentarse a la quiebra o al incumplimiento de pago durante una crisis empresarial, mientras que una corporación con menos apalancamiento puede sobrevivir.

   

Por ejemplo:
Un inversor que compra una acción con un margen del 50% perderá un 40% si la acción baja un 20%; también en este caso el sujeto implicado podría ser incapaz de reembolsar la pérdida total significativa incurrida.

El riesgo puede depender de la volatilidad del valor de los activos de garantía. Los corredores pueden exigir fondos adicionales cuando el valor de los valores en cartera disminuye.

Los bancos pueden negarse a renovar las hipotecas cuando el valor de los bienes inmuebles disminuye por debajo del capital de la deuda.

Incluso si los flujos de efectivo y las ganancias son suficientes para mantener los costes de los préstamos en curso, los préstamos pueden ser exigidos.

Esto puede suceder exactamente en un momento en que hay poca liquidez en el mercado, es decir, una escasez de compradores, y las ventas de otros están haciendo descender los precios.

Esto conlleva que a medida que el precio del mercado cae, el apalancamiento sube en relación con el valor del patrimonio revisado, multiplicando las pérdidas a medida que los precios siguen bajando.

Esto puede conducir a la ruina de forma muy rápida y terrible, ya que incluso si la disminución del valor de los activos subyacentes es leve o temporal la financiación de la deuda puede ser sólo a corto plazo, y por lo tanto debe ser reembolsada inmediatamente.

El riesgo puede mitigarse negociando las condiciones del apalancamiento, manteniendo la capacidad no utilizada para obtener préstamos adicionales y apalancando sólo los activos líquidos que pueden convertirse rápidamente en efectivo.

   

Sin embargo, hay una suposición implícita en esa cuenta, que es que el activo apalancado subyacente es el mismo que el no apalancado.

  1. Si una empresa pide prestado dinero para modernizarse, añadir a su línea de productos o expandirse internacionalmente, el beneficio comercial adicional de la diversificación adicional podría compensar con creces el riesgo adicional del apalancamiento.
  2. O si un inversor utiliza una fracción de su cartera para marginar los futuros de índices bursátiles (de alto riesgo) y pone el resto en un fondo de mercado monetario de bajo riesgo, podría tener la misma volatilidad y el mismo rendimiento esperado que un inversor en un fondo de índice bursátil de bajo riesgo sin apalancamiento.
  3. O si tanto las posiciones largas como las cortas se mantienen mediante una estrategia bursátil de negociación en pares, el apalancamiento económico de contrapartida y compensación puede reducir los niveles generales de riesgo.

Por lo tanto, si bien el hecho de añadir apalancamiento a un activo dado siempre supone mayor riesgo, no es el caso de que una empresa o inversión apalancada sea siempre más arriesgada que una no apalancada.

De hecho, muchos fondos de cobertura altamente apalancados tienen una menor volatilidad de retorno que los fondos de bonos sin apalancamiento, y los servicios públicos de bajo riesgo normalmente muy endeudados suelen ser acciones menos arriesgadas que las empresas tecnológicas de alto riesgo sin apalancamiento.

La crisis financiera de 2007-2008 y el apalancamiento

La crisis financiera de 2007-2008, como muchas crisis financieras anteriores, se atribuyó en parte al «apalancamiento excesivo».

Los consumidores de los Estados Unidos y de muchos otros países desarrollados tenían altos niveles de deuda en relación con sus salarios, y en relación con el valor de los activos de garantía.

Cuando los precios de las viviendas cayeron, y los tipos de interés de la deuda se reajustaron al alza, y las empresas despidieron a sus empleados, los prestatarios ya no podían permitirse el pago de la deuda, y los prestamistas no podían recuperar su capital mediante la venta de activos de garantía.

   

Las instituciones financieras estaban muy apalancadas. Lehman Brothers, por ejemplo, en sus últimas cuentas anuales, mostró un apalancamiento contable de 31,4 veces (691.000 millones de dólares en activos divididos por 22.000 millones de dólares en patrimonio neto).

El examinador de quiebras Anton R. Valukas determinó que el verdadero apalancamiento contable era mayor: se había subestimado debido a dudosos tratamientos contables, incluyendo el llamado repo 105 (permitido por Ernst & Young).

El apalancamiento teórico de los bancos fue más del doble, debido a las transacciones fuera de balance. A finales de 2007, Lehman tenía 738.000 millones de dólares en derivados nacionales además de los activos mencionados, además de importantes exposiciones fuera de balance de situación a entidades con fines especiales, vehículos de inversión estructurados, además de diversos compromisos de préstamo, pagos contractuales y obligaciones.

Por otra parte, casi la mitad del balance de Lehman consistía en posiciones estrechamente compensadas y activos de muy bajo riesgo, como los depósitos reguladores. La empresa hizo hincapié en el «apalancamiento neto», que excluía estos activos.

Sobre esa base, Lehman tenía 373.000 millones de dólares de «activos netos» y un «coeficiente de apalancamiento neto» de 16,1. No se trata de un cálculo estandarizado, pero probablemente se corresponde más con lo que la mayoría de la gente piensa cuando oye hablar de un coeficiente de apalancamiento.

 

Previous

Fondo de Maniobra: ¿Por qué es Importante? ¿Cómo se Calcula?

Análisis de Riesgo: [Concepto, Tipos, Ventajas y Límites]

Next

Deja un comentario

Pin It on Pinterest