Subrogación

Inicio » Finanzas » Subrogación
Puntos importantes de la subrogación:
  • ¿Qué es una subrogación? Es el medio por el que se realiza un ajuste en los términos de cualquier tipo de contrato, en el que se cambia la titularidad de una persona por otra.
  • ¿Cuáles son los tipos de subrogación? La subrogación puede ser clasificada de dos diferentes maneras: la subrogación de acreedor y la subrogación de deudor.
  • ¿Cuáles son los requisitos de una subrogación? Hablando de la subrogación hipotecaria asumida por otra agencia bancaria, podemos destacar tres requisitos indispensables para que este proceso pueda realizarse satisfactoriamente.
  • ¿Cuáles son las características de la subrogación? La principal característica de este método es que en este proceso se lleva a cabo un cambio de personal, es decir, una persona pasa a adquirir la deuda de otra.
  • Ejemplo de subrogación. Específicamente, en una subrogación hipotecaria, podemos tomar como ejemplo el caso que compartimos en este artículo.

Cuando se efectúa una subrogación, se hace la modificación de los términos de un contrato en específico. Este proceso implica la sustitución de un individuo por otro en dicho contrato. Al momento de la subrogación, la persona asumirá el compromiso u obligación de la otra.

Subrogación

¿Qué es una subrogación?

En términos de leyes, podemos indicar que la subrogación es el medio por el que se realiza un ajuste en los términos de cualquier tipo de contrato, en el que se cambia la titularidad de una persona por otra.

Esto quiere decir que se asume la deuda u obligaciones previas que una persona tenga, ya sea con una agencia bancaria, por la sucesión de una herencia, entre otros.

Dicho esto, la subrogación puede ser por casos de atribuciones o por cumplimiento de responsabilidades, en la mayoría de las situaciones, este proceso se realiza financieramente cuando se cede una responsabilidad.

¿Cuáles son los tipos de subrogación?

Cuáles son los tipos de subrogaciónLa subrogación puede ser clasificada de dos diferentes maneras: la subrogación de acreedor y la subrogación de deudor.

Subrogación de acreedor

En el caso de la subrogación de acreedor, ocurre en el preciso momento en el que una persona adquiere algún bien, por compra o venta, o en los casos de herencias.

De esta forma, la subrogación se da cuando el benefactor le cede el título de esta adquisición a un tercero, que podría ser una persona jurídica o física.

Un caso de este tipo de subrogación puede ser en una hipoteca, que se traslada de una agencia a otra, luego de un convenio realizado por la deuda entre las personas involucradas e interesadas.

Subrogación de deudor

En la subrogación de deudor, simplemente se otorga el título de un crédito de una persona a otra, en este caso el acreedor acepta la subrogación, evaluando previamente la capacidad de pago del nuevo deudor.

Cuando es en caso de herencias, no requiere de una aprobación previa, solo en casos donde el prestatario haya fallecido.

¿Cuáles son los requisitos de una subrogación?

Hablando de la subrogación hipotecaria asumida por otra agencia bancaria, podemos destacar tres requisitos indispensables para que este proceso pueda realizarse satisfactoriamente. Estos tres requisitos son los siguientes:

  1. Debe existir un periodo considerable desde la adquisición de la hipoteca.
  2. Debe existir una estabilidad laboral de la persona que adquiera la subrogación.
  3. El valor de la deuda para el momento de la subrogación, no puede superar más del 80% de la tasa de la propiedad.

En primer lugar, tener un pago puntual sobre las cuotas de la hipoteca es fundamental para el proceso de subrogación, el tiempo considerable puede ser distinto dependiendo de tu agencia bancaria.

En cuanto a la deuda pendiente, debe mantenerse por debajo de la tasa de la propiedad, ya que cuando no sucede, las probabilidades de incumplimiento con los pagos aumentan.

Por este motivo, es importante asesorarse con un profesional que se encargue de buscar la valoración de la propiedad. El último de los requisitos mencionados hace referencia a la condición laboral, por lo que, si no es estable, no se aceptará la subrogación bajo ningún concepto.

Aunque existen dos opciones para iniciar el proceso, dependiendo de tu situación:

  1. Trabajador Dependiente: Se tendrá que presentar un soporte de contratación por tiempo indefinido y, tener un periodo considerable de tiempo laborando para la empresa.
  2. Trabajador independiente: Se debe demostrar que, a pesar de trabajar de forma independiente, se ha mantenido una estabilidad financiera.

En cualquiera de los casos, si se trata de hacer la subrogación a otra agencia bancaria, la misma analiza los ingresos económicos para asegurarse de la capacidad de seguir con el cumplimiento de los pagos.

¿Cuáles son las características de la subrogación?

Cuáles son las características de la subrogaciónLa principal característica de este método es que en este proceso se lleva a cabo un cambio de personal, es decir, una persona pasa a adquirir la deuda de otra.

En cambio, con la subrogación por deuda, la persona asume la responsabilidad, previo a un proceso de autorización o convenio llevado a cabo con el principal acreedor.

En estas subrogaciones, cuando son por casos de herencia, no conlleva a un pago por impuestos, ya que no se efectúa una sucesión. Aunque sí requiere de pagos administrativos, tales como la inscripción notarial.

Otra característica es que puede ser hipotecaria, comúnmente conocida como “Novación”, lo que hace referencia a la sucesión de una hipoteca.

Ejemplo de subrogación

Específicamente, en una subrogación hipotecaria, podemos tomar como ejemplo el siguiente caso.

Ejemplo:

La Sra. Juana tiene una deuda pendiente con su agencia bancaria por 240 mil dólares, que corresponden a un préstamo solicitado en la adquisición de la casa, que incluía la garantía de hipoteca.

Sin embargo, la situación de la persona en la actualidad, hace imposible que continúe con el pago de este préstamo y, adicionalmente, la Sra. Juana desea vender la casa.

Es en este momento donde puede escoger hacer la subrogación, ¿Cómo lo hace?, sencillamente consigue a una persona que esté interesada en adquirir la propiedad y comienza la negociación.

Previamente, la Sra. Juana, debe asesorarse sobre el valor actual de la vivienda en el mercado de inmuebles.

Suponiendo que la misma esté valorada en 300 mil dólares, puede negociar con la persona interesada, ofreciendo la vivienda en un determinado monto, más la adquisición de la subrogación hipotecaria de la casa.

La vivienda pasaría a registrarse bajo el nombre de la persona interesada, quien a partir de ese momento, asume la deuda y se compromete a pagar las cuotas restantes del préstamo solicitado anteriormente por la Sra. Juana.

Dejando de esta forma, a la Sra. Juana libre de deudas y con 30 mil dólares adquiridos por el proceso de subrogación.

Referencias

Acerca del autor

Redactor y editor | agomis@autorizadored.es | + posts

Mi nombre es Arnau Gomis y soy de Sabadell.

Hace aproximadamente tres años que empecé a escribir, publicar y editar artículos en diferentes páginas webs.

Estoy especializado finanzas e inversión. Me encanta invertir en empresas y en activos, en especial: acciones de empresas que tienen fuertes ventajas competitivas.

Estoy graduado en Administración y Dirección de Empresas por la UOC, con máster en "Especialización en Decisiones de Inversión". Por otro lado, actualmente estoy estudiando y preparando el CFA.

Anterior

Capital Humano

Valor Actualizado Penalizado (VAP)

           
Próximo Artículo

Deja un comentario