Contrato de Leasing

Inicio » Finanzas » Contrato de Leasing
Contrato de Leasing
paulbr75 / Pixabay

¿Qué es un contrato de leasing?

En el sistema financiero a nivel internacional, se emplea con mucha frecuencia un tipo de contrato llamado “contrato de leasing” o arrendamiento financiero, en negociaciones para la adquisición de coches, inmuebles, maquinaria pesada, entre otros bienes.

Es una figura comercial que supone la entrega de un bien a una persona, a cambio de un canon de arrendamiento en un lapso determinado, pero cuando finalice ese tiempo estipulado en el contrato, la persona tiene la posibilidad de adquirir o comprar por el valor restante o remanente del bien.

Pero en este caso, las cuotas que se han fijado incluyen un elemento de financiación, por lo que cada una representa una parte del valor total del bien. Existen varios tipos de leasing. Lo más resaltantes corresponden al sector mobiliario, inmobiliario y el operativo

¿Qué tipo de contrato es un leasing?

En breves palabras, es un contrato de arrendamiento con opción a compra, especialmente usado en el mundo inmobiliario. Dicha opción a compra puede ser igualmente opcional u obligatoria, dependiendo de las condiciones fijadas tras celebrarse el acuerdo entre las partes.

¿Cómo funciona un contrato de leasing?

Cómo funciona un contrato de leasing
julianhd / Pixabay

Los contratos “leasing” suelen ser una herramienta usada por grandes empresas para sumar beneficios económicos, para ganar una mayor utilidad. Cabe destacar que son contratos consensuados, donde prevalece la voluntad de las partes que están negociando.

Es un contrato bilateral, porque ambas partes tienen obligaciones y derechos que deben ser respetados. Es oneroso, porque las utilidades de compra se generan tras la negociación final de venta del bien por parte del arrendador al arrendatario.

No antes. Mientras, existe una utilidad asociada al alquiler mensual que se ha acordado. No hace falta suscribir otro contrato para la venta, porque se considera un contrato de tracto sucesivo. En las cuotas deben ser incluidos los intereses y gastos de financiación.

Es decir, dicha renta periódica debe representar el valor original del bien, más su carga financiera y otros gastos del contrato. Cabe destacar que en este tipo de contratos no se adicionan gastos de mantenimiento, ni costes adicionales, tal y como sucede en los denominados contratos de renting.

Tiene una duración mínima de dos años, en caso de bienes muebles, como por ejemplo sucede con la maquinaria agrícola o del sector construcción, entre otros. Cuando se trata de bienes inmuebles, los lapsos cambian y se extienden hasta 10 años.

¿Cómo hacer un contrato de leasing?

Cómo hacer un contrato de leasing
Pexels / Pixabay

La modalidad de contrato leasing implica el acceso a bienes de alto coste, porque es una manera de comprar activos fijos a través de un arrendamiento financiero.

Por lo general, este tipo de contrato se hace por intermedio de una sociedad de leasing, que no es más que una entidad financiera dispuesta a conceder el arrendamiento para que la persona pueda obtener una mercancía.

Al término del arrendamiento, entonces se puede pactar la venta, la cual se activa con una opción a compra vigente a partir del momento en que se cumple con el pago de la última cuota del crédito.

Como ya se ha explicado, el arrendador traspasa el derecho de usar el bien que le pertenece, a cambio de una renta en un lapso o tiempo determinado. Al finalizar el mismo, se pueden presentar tres posibilidades:

  1. La compra del bien, por un determinado valor, debido a que aunque ha sido usado el mismo se encuentra en muy buen estado y a menor precio.
  2. Regresar el bien a su dueño.
  3. Pactar un nuevo leasing.

Pero veamos ahora cuales son los elementos de un contrato de este tipo:

  • Entidad o sociedad leasing que siendo propietario del bien, decide ceder su uso a un usuario.
  • Arrendatario o usuario del bien, que a cambio de usarlo debe cancelar cuotas consecutivas por un tiempo determinado.
  • Descripción del bien que será objeto de la negociación. Puede ser un inmueble o mueble.
  • Cesión del bien inmueble o mueble, estipulando cuál es el  número de cuotas a cancelar, así como la amortización nominal, intereses de financiación e impuesto indirectos que deberán imputarse.
  • Opción a compra, la cual es posible efectuar al finalizar el arrendamiento, por un valor residual.

¿Cuánto se paga por un leasing?

Inicialmente, se hace un estudio de la operación, para después fijar el monto mensual. Las comisiones y gastos imputados en un contrato de arrendamiento financiero son:

  1. Corretaje por intervención de fedatario público, al momento de hacer la formalización.
  2. Apertura, que se da por el importe total al momento de la formalización, o límite en caso de que exista una disposición gradual, o disposiciones posteriores.
  3. Impago o devolución de las cuotas establecidas.
  4. Amortización total o parcial anticipada.
  5. Reclamos por deudas pendientes, por cuotas no pagadas.
  6. Pago de gastos de correo, siempre que se envíe recibos en papel.
  7. Novación modificativa, así como subrogación y renovación.
  8. Modificación de condiciones y garantías.

¿Dónde se regula el contrato de leasing?

Este arrendamiento financiero se encuentra establecido en la Disposición Adicional 3era de la Ley 10/2014, con fecha 26 de junio, atinente a la ordenación, supervisión y solvencia en entidades financieras.

¿Qué partes intervienen en un contrato de leasing?

Las partes integrantes de un arrendamiento financiero son:

  • Arrendador, a través de la sociedad de leasing que financiará con sus propios fondos el bien que será cedido a un arrendatario.
  • Esta persona seguirá teniendo la propiedad del bien, no la pierde durante todo el tiempo de duración del contrato.
  • El arrendador no tiene que asumir gastos extras por reparaciones, mantenimiento ni ningún desperfecto en el bien que arrienda.
  • El arrendatario, es quien asume la tenencia del bien, durante el lapso que dure el arrendamiento y se compromete a cuidar, mantenerlo y a pagar cuotas por concepto.

La facturación le corresponde emitirla a la empresa de arrendamiento financiero, la cual debe expedirse mes a mes y entregarlas al arrendatario, una vez cancelada la cuota correspondiente.

Ejemplo de leasing

Por ejemplo, para contabilizarlo veamos el siguiente ejemplo de contrato de leasing:

Para agilizar la producción de distintas mercancías en un emprendimiento de venta de papelería creativa, , la propietaria accedió a una impresora 3D  de poco uso, en óptimas condiciones, a través de un contrato de leasing por 10 años, incluida la cláusula que establece la opción a compra, una vez finalizado el período de arrendamiento.

Se fijó un pago anual de 1000 euros e intereses de 100 euros. De la misma manera, se establecieron plazos de amortización para los 5 primeros años. Aunque son contratos de alquiler, desde el punto de vista financiero son una compraventa, porque desde la parte contable el bien debe registrarse como un activo de la empresa.

Tu opinión nos importa: ¿Te ha sido útil el artículo?

Acerca del autor

+ posts
Anterior

Coste de Oportunidad

Competencia Perfecta

           
Próximo Artículo

Deja un comentario