Acción Privilegiada: [Concepto, Tipos, Características y Diferencias]

Inicio » Finanzas » Acción privilegiada

La acción privilegiada suele ser un misterio para pequeños inversores porque ellas solo forman parte de un número menor de las acciones totales de las empresas. 

En este artículo vamos a profundizar sobre el concepto de acción privilegiada. 

De igual forma, te describiremos los tipos de acciones privilegiadas que hay, sus características y las diferencias que hay entre una acción privilegiada y una ordinaria. 

Acción Privilegiada

¿Qué es una acción privilegiada?

Tal como su nombre lo indica, estas ofrecen un tipo de privilegio al accionista tenedor y principalmente, los privilegios que otorgan son económicos al brindar un mayor porcentaje de beneficio.

Pero también resta un privilegio político en la toma de decisiones y otros aspectos en el liderazgo de la empresa. A la vez, su principal característica es que son hibridas porque conservan aspectos de las acciones ordinarias y los bonos.

¿Qué tipos de acciones privilegiadas hay?

Básicamente, hay dos tipos de acción privilegiada que son: convertible y amortizable.

Acción convertible

Estas pueden ser convertidas en acciones ordinarias y en la actualidad se estima que la tercera parte de las acciones privilegiadas emitidas por los organismos encargados son convertibles. Los inversores encuentran el beneficio en que se reducen los costes de las acciones privilegiadas por parte del organismo emisor. 

Acción amortizable

Muchas de estas acciones tienen una cláusula que asociada con la opción a compra y es por ello que se les llama “amortizables”. Esta amortización con opción a compra hace posible que los propietarios de la empresa puedan recomprar las acciones a los tenedores.

De hecho, el precio de recompra es establecido al momento de ofrecerlas como acciones privilegiadas. Su principal característica es que el valor supone una prima inicial sobre el valor nominal que se establece como el 10% del valor nominal. 

¿Qué característica tiene una acción privilegiada?

Son muchas las características de una acción privilegiada y las principales son:

  1. No tienen una fecha de vencimiento establecida. 
  2. La falta de pago no conduce a la quiebra.
  3. No es posible deducir los dividendos de los impuestos.
  4. Sus dividendos son fijos. 
  5. Son flexibles y fáciles de usar para distintos tipos de negocios. 
  6. Es posible realizar a partir de ellas un diseño de esquemas jurídicos y financieros que logren satisfacer algunas necesidades económicas.
  7. Otorgan derecho sobre los activos y dividendos. 
  8. Sus dividendos son de carácter acumulativo.
  9. Poseen una importante cláusula de salvaguarda. 
  10. Son convertibles.
  11. Son amortizables. 

Entre otros aspectos que caracterizan a la acción privilegiada.  

¿Qué diferencia hay entre una acción privilegiada y una ordinaria?

Las diferencias en una acción privilegiada y una ordinaria son significativas y las podemos clasificar como sigue:

1. Derechos económicos

El titular de una acción privilegiada tiene un plus en el aspecto económico que lo diferencia de la acción común.  Principalmente, tenemos que el tenedor de una acción privilegiada adquiere un mayor estatus en la jerarquía de la empresa. 

Esto le otorga prioridad al momento del cobro de dividendos, así como en la distribución del patrimonio que queda cuando la empresa se declara en quiebra.

2. Derechos políticos

Existen casos en el que los tenedores de acciones privilegiadas no adquieren derechos políticos. Es decir, algunos de ellos pierden el derecho a votar en las juntas de accionistas y tampoco pueden participar en el capital de la empresa. No obstante, esto no es así en todos los casos. 

3. Liquidez

Estas acciones suelen ser menos líquidas en comparación con las acciones ordinarias y esto se debe principalmente a: 

  • Las acciones privilegiadas tienen menos presencia en el mercado de valores en comparación con las acciones ordinarias. 
  • Los inversionistas institucionales son los mayores tenedores de acciones privilegiadas.
  • Son los inversionistas a largo plazo quienes suelen adquirir las acciones privilegiadas.

4. Rescate

En la mayoría de las ocasiones las acciones privilegiadas son rescatadas porque tienen una cláusula que brinda esa opción. No obstante, las acciones ordinarias no tienen este beneficio, por lo tanto, el nuevo tenedor no está obligado a venderlas al antiguo vendedor. 

5. Responsabilidad

El nivel de responsabilidad que otorga una acción ordinaria es mucho menor en comparación con las obligaciones que tiene el tenedor de la acción privilegiada. 

Conclusión

La acción privilegiada no es el recurso más usado, pero dependiendo de la situación del mercado de valores y la empresa, ellas pueden ser determinantes para lograr atraer nuevos y mejores beneficios.

No obstante, todo inversionista debe estar consiente que estas acciones son una inversión a largo plazo. No dejes pasar esta oportunidad para conocer más sobre la acción privilegiada e incluso, empezar a tener disponibles algunas de ellas en tu cartera de acciones.

Gracias a las acciones privilegiadas podrás diversificar tus posibilidades de ganancias y beneficios para lograr ser el inversor que siempre has soñado.

Acerca del autor

+ posts
Anterior

Ética Financiera: [Concepto, Principios, Importancia y Aplicación en Finanzas]

Banca Privada: [Concepto, Características, Servicios, Tipos y Rentabilidad del Patrimonio]

           
Próximo Artículo