Dilución de Capital: [Concepto, Implicaciones y Cálculo]

Inicio » Finanzas » Dilución de capital
Puntos importantes sobre la Dilución de Capital:
  • En la ciencia económica se conoce a la dilución de capital como una disminución o bajada sufrida en las acciones de una empresa. Su nombre completo es efecto dilución, y viene después de que se produce una ampliación de capital, un derecho preferente de suscripción que poseen los accionistas.
  • Cuando se va a realizar una ampliación de capital, los accionistas de la empresa son notificados del derecho que tienen por cada acción que poseen. Y es que por cada acción nueva, dicho accionista deberá pagar el precio de emisión y aportar los derechos.
  • Existe una norma que establece lo siguiente: el precio de la emisión de acciones siempre será inferior al precio de mercado de las acciones, ya que de ser al revés, es decir que valgan más a las existentes en el mercado, no serían atractivas, apetecibles.
  • El porcentaje del que es dueño el accionista de una empresa puede caer del 30% al 10% tras una inyección de capital aportada por un nuevo socio. Sin embargo, es menester aclarar que no significa necesariamente que al descender ese porcentaje también baje el valor de la acción.
  • El efecto dilución disminuye la participación accionaria de los inversionistas, porque con la inyección de capital que traen los nuevos socios, el porcentaje de participación en la sociedad mercantil o empresarial disminuye, ya que deberá ser repartido entre más personas.
  • Lo ideal es que se creen empresas, especialmente en el caso de las startups o emergentes, que no tengan muchos socios fundadores. Los expertos recomiendan máximo tres y que no incurran en la práctica de regalar acciones al tratar de conseguir dinero entre familiares y amigos, lo que en inglés se conoce como el Friends, Family and Fools (FFF).

Una definición más completa establece que la dilución ocurre cuando el valor de las acciones en circulación de una empresa desciende, porque no existe una prima de emisión. Esto quiere decir que no existe un valor a la par, o a un precio inferior al valor real del mercado.

Como no existe una prima, entonces el valor de las reservas de la empresa se mantendrá al mismo importe o valor establecido antes de la ampliación de capital, con la salvedad de que ahora se deberán repartir entre un mayor número de acciones y esto hace que bajen.

Dilución de capital

¿Qué implica para los accionistas la dilución de capital?

  1. Cuando se va a realizar una ampliación de capital, los accionistas de la empresa son notificados del derecho que tienen por cada acción que poseen. Y es que por cada acción nueva, dicho accionista deberá pagar el precio de emisión y aportar los derechos.
  2. Existe una norma que establece lo siguiente: el precio de la emisión de acciones siempre será inferior al precio de mercado de las acciones, ya que de ser al revés, es decir que valgan más a las existentes en el mercado, no serían atractivas, apetecibles.
  3. Sin embargo, la consecuencia no se hace esperar, es inmediata, porque dicho precio empuja hacia abajo la cotización media de los títulos, ya que entran un grupo de acciones a precio diferente al mercado.
  4. Esto tiene una contracara un tanto infeliz, porque se pueden ver afectados los inversores fundadores de la sociedad, quienes tendrán participaciones cada vez más pequeñas.
  5. La dilución es típica de las empresas en crecimiento o emergentes (las startup son un ejemplo) las cuales hacen varias ampliaciones de capital en la incesante búsqueda de ampliación de sus horizontes, al buscar obtener financiamiento con el ingreso de nuevos inversionistas.
  6. Justamente es fenómenos de pérdida de poder y valor de las acciones en poder de los inversores, es lo que se conoce como dilución. Si bien las acciones valen lo mismo y pueden subir al igual que las demás, también es cierto que el porcentaje de las mismas es menor, toda vez que la torta se reparte entre varios comensales hambrientos.
  7. En síntesis, se produce una disminución de la partición accionaria como resultado de la emisión de acciones.

¿Cómo calculamos el porcentaje de dilución de capital?

El porcentaje del que es dueño el accionista de una empresa puede caer del 30% al 10% tras una inyección de capital aportada por un nuevo socio. Sin embargo, es menester aclarar que no significa necesariamente que al descender ese porcentaje también baje el valor de la acción.

Y es que si la nueva inyección de dinero logra que las utilidades se incrementan en una proporción igual o mayor a la que existía antes de esta negociación, el accionista puede mejorar y mantener su margen de rentabilidad.

El problema aparece justamente cuando dicha capitalización disminuye la participación del accionista sobre los activos y la rentabilidad de la empresa. Ahí, en ese punto sí hay dificultades. Un caso como este sucede cuando se inyecta capital nuevo a una empresa para reflotarla o salvarla del estado de quiebra.

Dilución de capitalO simplemente, cuando reporta pérdidas importantes que comprometen el patrimonio contable de la misma.

La empresa puede salvarse, pero a un costo elevado para el accionista, que puede ver cómo el valor de sus acciones puede llegar a CERO

Así ocurrió en la crisis financiera mundial del año 2008, donde muchas empresas en Estados Unidos pasaron por esta lamentable situación. Otra forma de que una empresa pierda valor sucede cuando es incapaz de solventar sus obligaciones financieras.

En este caso, como se sabe los pasivos están bajo respaldo de los activos y las llamadas acreencias de capitalizan. Por lo tanto, los accionistas ya no son propietarios de sus acciones, se quedan prácticamente con las manos vacías.

Los activos de la empresa que pasa por una situación como esta se mantienen, pero no así ocurre con el valor accionario de los inversores, quienes verán diluida su participación, porque la deuda se intercambia por acciones.

Por ejemplo:

Si un inversor A posee unas 100 participaciones de una empresa sobre unas 1000 de una sociedad llamada X, este posee un 10% de la misma.

Pero si ocurre una ampliación de capital, donde se producen unas 1000 participaciones adicionales y este inversor A no acude, no invierte más dinero, entonces tendrá al finalizar la operación un 5% en vez de un 10%, porque habrá una proporción de 10/2000.

La forma de evitar la dilución de capital es adquiriendo el mismo porcentaje mínimo que posee la sociedad en la ampliación.

¿Cuál es la diferencia entre disolución y dilución?

Como ya hemos dicho, el efecto dilución disminuye la participación accionaria de los inversionistas, porque con la inyección de capital que traen los nuevos socios, el porcentaje de participación en la sociedad mercantil o empresarial disminuye, ya que deberá ser repartido entre más personas.

Y la disolución de una empresa implica la consumación de un acto jurídico donde una sociedad determinada, previo acuerdo entre sus socios, suspende toda su actividad social y declara el finiquito de sus operaciones hasta llegar a la liquidación total de la empresa.

Incluso, los acreedores pueden pedir la disolución de una empresa.

¿Cómo evitar el efecto dilución de capital para los accionistas?

Lo ideal es que se creen empresas, especialmente en el caso de las startups o emergentes, que no tengan muchos socios fundadores. Los expertos recomiendan máximo 3 y que no incurran en la práctica de regalar acciones al tratar de conseguir dinero entre familiares y amigos, lo que en inglés se conoce como el Friends, Family and Fools (FFF).

Esto sucede en las startups con frecuencia, porque los fundadores no colocan después capital, solo al inicio. Y esto les perjudica porque cada vez será más pequeña la participación accionaria o porcentaje que tienen en la empresa.

Por eso los expertos en startups advierten que lo ideal es que cada ronda de dilución no rebase un 15% o menos. Es más, quizá sea suficiente con unas dos o tres rondas de ampliación de capital, a fin de que los emprendedores que iniciaron el negocio, mantengan cerca de un 40% máximo de la empresa.

Acerca del autor

Redactor y editor | agomis@autorizadored.es | + posts

Mi nombre es Arnau Gomis y soy de Sabadell.

Hace aproximadamente tres años que empecé a escribir, publicar y editar artículos en diferentes páginas webs.

Estoy especializado finanzas e inversión. Me encanta invertir en empresas y en activos, en especial: acciones de empresas que tienen fuertes ventajas competitivas.

Estoy graduado en Administración y Dirección de Empresas por la UOC, con máster en "Especialización en Decisiones de Inversión". Por otro lado, actualmente estoy estudiando y preparando el CFA.

Anterior

Fondepósitos: [Concepto, Características, Comisiones, Ventajas y Desventajas]

Depósitos a la Vista: [Conceptos e Implicaciones]

           
Próximo Artículo

Deja un comentario