Depósitos a la Vista: [Conceptos e Implicaciones]

Inicio » Finanzas » Depósitos a la vista

Los depósitos a la vista son cuentas bancarias cuyos fondos podemos retirarlos en el momento en que lo consideremos conveniente sin participarle a la entidad bancaria. Las cuentas a la vista no tienen penalización por parte del banco, y los fondos están a disposición del cliente permanentemente.

Los retiros podemos hacerlos en las taquillas del banco, los cajeros automáticos y la banca en línea. Con los depósitos a la vista podemos realizar un sinnúmero de operaciones, como cobro, pago de sueldos, transferencias, etc., porque son muy cómodos y no tendremos que pagar comisiones.

Otras de sus características son los pocos requisitos de apertura y la posibilidad de obtener chequeras y tarjetas de crédito o de débito asociadas a la cuenta.

Depósitos a la Vista

¿Qué significa el término a la vista?

El término “a la vista”, o pago a la vista o al contado, es una forma de pago en el comercio exterior donde el vendedor recibe el pago de una vez cuando han sido entregados todos los documentos que verifican la legalidad de la mercancía solicitada.

El dominio de los documentos, en consecuencia, le pertenecen al vendedor hasta tanto reciba el pago correspondiente. Cuando cancele de una vez, sin plazos, el 100% del coste del producto, al comprador le serán entregados los documentos junto con el producto. Por eso se le conoce como pago al contado.

En asuntos bancarios el término a la vista se refiere a la cuenta corriente o de ahorros que el cliente tiene en el banco, a la cual puede hacerle un seguimiento cada día, porque la tiene domiciliada en sus operaciones de internet, o la puede requerir en la taquilla o en el cajero automático, es decir, está en cuenta de ella permanentemente.

De esa manera puede efectuar depósitos o giros directamente en las sucursales del banco a través de ventanilla o usando medios electrónicos.

¿Qué implica tener garantía estatal de los depósitos?

Es la garantía del Estado a responder por los depósitos bancarios cuando el banco no esté en condición de hacerlo. Para eso existe el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) que restituirá a cada cliente hasta 100.000 euros en caso de quiebra bancaria.
  1. Se le llama “garantía estatal” a tenor de lo dispuesto en la Ley General de Bancos que protege a los ahorristas en caso de dificultades en las entidades financieras.
  2. En el Párrafo Tercero, Título XV, del texto legal están contemplados los casos de garantía estatal, y allí se indica que se cubrirán el 100% de las obligaciones de las entidades con la persona natural, incluidos los reajustes e intereses que se devenguen hasta la fecha del pago.
  3. El artículo 132 establece que, en personas naturales y jurídicas, los depósitos y obligaciones a la vista, como depósitos en cuentas corrientes o cuentas a la vista, y depósitos en cuentas de ahorro a plazo con giro incondicional, cuentan con una cobertura del 100% en caso de liquidación forzosa de un banco.
  4. Esta cobertura de derechos no incluye a las personas jurídicas en ninguna de sus otras acepciones, es decir, depósitos a plazo, cuentas de ahorro y documentos nominativos o a la orden.
  5. La legislación española garantiza la protección del dinero de los ahorristas, por lo que es poco probable que en el futuro vuelvan a presentarse las enojosas situaciones que ocurrieron desde el 2008 con los bancos en la tragedia de las cláusulas suelo o casos como los corralitos ocurridos en muchos países.

¿Qué diferencia hay entre cuenta vista y cuenta corriente?

La principal diferencia entre una cuenta vista y una cuenta corriente es que en la cuenta vista o “chequeras electrónicas” el titular puede hacer depósitos o giros directamente en el banco o en medios electrónicos, mientras que la cuenta corriente es un contrato de confianza entre el cliente y el banco.

En ese contrato estandarizado elaborado por el banco, la entidad está obligada a cumplir las órdenes de pago del cliente hasta la concurrencia de cantidades de dinero que este haya depositado en la misma o el crédito que se hubiere estipulado entre las partes.

Eso faculta al cliente para girar cheques hasta por un valor que en ningún caso deberá superar las cantidades depositadas, o los montos disponibles en la línea de crédito, si la tuviera.

Entonces, la gran diferencia entre cuenta a la vista y cuenta corriente es que una está asociada a algún tipo de crédito y la otra no. Tanto la cuenta a la vista como la cuenta corriente son las formas de ahorro más utilizadas por los usuarios de las entidades financieras.

Por este motivo, las campañas de los bancos dedicadas al ahorro están orientadas hacia este tipo de depósitos que son ideales para los emprendedores, por la movilidad que tiene el dinero.

Acerca del autor

Redactor y editor | agomis@autorizadored.es | + posts

Mi nombre es Arnau Gomis y soy de Sabadell.

Hace aproximadamente tres años que empecé a escribir, publicar y editar artículos en diferentes páginas webs.

Estoy especializado finanzas e inversión. Me encanta invertir en empresas y en activos, en especial: acciones de empresas que tienen fuertes ventajas competitivas.

Estoy graduado en Administración y Dirección de Empresas por la UOC, con máster en "Especialización en Decisiones de Inversión". Por otro lado, actualmente estoy estudiando y preparando el CFA.

Anterior

Dilución de Capital: [Concepto, Implicaciones y Cálculo]

Divisas: [Conceptos, Implicaciones, Tipos, Control y Emisión]

           
Próximo Artículo

Deja un comentario