Valor Empresa

Inicio » Finanzas » Valor Empresa
Puntos importantes sobre el valor empresa:
  • El valor de empresa (VE) es una medida del valor total de una empresa, que suele utilizarse como una alternativa más completa a la capitalización bursátil.
  • El valor de empresa incluye en su cálculo la capitalización de mercado de una empresa, pero también la deuda a corto y largo plazo, así como cualquier efectivo en el balance de la empresa.
  • El valor de empresa se utiliza como base para muchos ratios financieros que miden el rendimiento de una empresa.

Valor empresa

¿Qué es el valor de empresa (VE)?

El valor empresarial (VE) es una medida del valor total de una empresa, que suele utilizarse como una alternativa más completa a la capitalización bursátil. El VE incluye en su cálculo la capitalización bursátil de una empresa, pero también la deuda a corto y largo plazo, así como el efectivo en el balance de la empresa.

El valor de empresa es una métrica muy utilizada para valorar una empresa de cara a una posible adquisición.

Entendiendo el valor empresa

Fórmula y cálculo del valor de empresa (EV)

EV=MC+Deuda total-C

Donde:
  • MC = Capitalización de mercado; igual al precio actual de las acciones multiplicado por el número de acciones en circulación.
  • Deuda total = Igual a la suma de la deuda a corto y deuda a largo plazo.
  • C = Efectivo y equivalentes de efectivo; los activos líquidos demuna empresa, pero puede no incluir los valores negociables.

Para calcular la capitalización bursátil, si no se dispone de ella, hay que multiplicar el número de acciones en circulación por el precio actual de las acciones. A continuación, sume toda la deuda del balance de la empresa, tanto a corto como a largo plazo. Por último, añada la capitalización de mercado a la deuda total y reste del resultado el efectivo y los equivalentes de efectivo.

¿Qué información te puede dar el valor empresa?

El valor de empresa (VE) podría considerarse como el precio teórico de adquisición de una empresa. El VE difiere significativamente de la simple capitalización de mercado en varios aspectos, y muchos consideran que es una representación más precisa del valor de una empresa.

El valor de la deuda de una empresa, por ejemplo, tendría que ser pagado por el comprador al adquirirla. Por lo tanto, el valor de la empresa proporciona una valoración de adquisición mucho más precisa porque incluye la deuda en su cálculo de valor.

¿Por qué la capitalización de mercado no representa adecuadamente el valor de una empresa? Deja fuera muchos factores importantes, como la deuda de una empresa, por un lado, y sus reservas de efectivo, por otro.

El valor de empresa es básicamente una modificación de la capitalización de mercado, ya que incorpora la deuda y el efectivo para determinar la valoración de una empresa.

La capitalización de mercado no pretende representar el valor contable de una empresa. En cambio, representa el valor de una empresa según lo determinan los participantes en el mercado.

El VE como múltiplo de valoración

El valor de empresa se utiliza como base para muchos ratios financieros que miden el rendimiento de una empresa. Un múltiplo de empresa que contiene el valor empresarial relaciona el valor total de una empresa, tal y como se refleja en el valor de mercado de su capital de todas las fuentes, con una medida de los beneficios operativos generados, como los beneficios antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA).

El EBITDA es una medida de la capacidad de una empresa para generar ingresos y se utiliza como alternativa a los beneficios simples o a los ingresos netos en algunas circunstancias. Sin embargo, el EBITDA puede ser engañoso porque no tiene en cuenta el coste de las inversiones de capital, como el inmovilizado material.

Otra cifra, el EBIT, puede utilizarse como una métrica financiera similar sin el inconveniente de eliminar los gastos de depreciación y amortización relacionados con la propiedad, la planta y el equipo. El EBITDA se calcula mediante la siguiente fórmula

EBITDA = beneficios recurrentes de las operaciones continuas + intereses + impuestos + depreciación + amortización

La métrica valor de empresa/EBITDA se utiliza como herramienta de valoración para comparar el valor de una empresa, incluida la deuda, con los beneficios en efectivo de la empresa menos los gastos no monetarios. Es ideal para los analistas e inversores que quieren comparar empresas del mismo sector.

Ventajas de usar el valor empresa

El EV/EBITDA es útil en varias situaciones:

  1. El ratio puede ser más útil que el ratio P/E cuando se comparan empresas con diferentes grados de apalancamiento financiero (DFL).
  2. El EBITDA es útil para valorar empresas intensivas en capital con altos niveles de depreciación y amortización.
  3. El EBITDA suele ser positivo incluso cuando el beneficio por acción (BPA) no lo es.

Desventajas de usarlo

Sin embargo, el EV/EBITDA también tiene una serie de inconvenientes:

  1. Si el capital circulante crece, el EBITDA exagerará los flujos de caja de las operaciones (CFO u OCF). Además, esta medida ignora cómo las diferentes políticas de reconocimiento de ingresos pueden afectar al OCF de una empresa.
  2. Dado que el flujo de caja libre de la empresa capta el número de gastos de capital (CapEx), está más relacionado con la teoría de la valoración que el EBITDA. El EBITDA será una medida generalmente adecuada si los gastos de capital son iguales a los gastos de depreciación.
  3. Otro múltiplo comúnmente utilizado para determinar el valor relativo de las empresas es el ratio valor de empresa/ventas o EV/ventas. El EV/ventas se considera una medida más precisa que el ratio precio/ventas, ya que tiene en cuenta el valor y la cantidad de deuda que una empresa debe reembolsar en algún momento.

Por lo general, cuanto más bajo sea el múltiplo EV/ventas, más atractiva o infravalorada se cree que está la empresa. De hecho, el ratio VE/ventas puede ser negativo en ocasiones cuando el efectivo que posee una empresa es superior a la capitalización bursátil y al valor de la deuda, lo que implica que la empresa puede valerse por sí misma con su propio efectivo.

Ratio PER vs. Valor empresa

La relación precio-beneficio (relación P/E) es la relación para valorar una empresa que mide el precio actual de sus acciones en relación con sus beneficios por acción (BPA). La relación precio-beneficio también se conoce a veces como múltiplo de precio o múltiplo de beneficios. El ratio P/E no tiene en cuenta la cantidad de deuda que una empresa tiene en su balance.

Sin embargo, el VE incluye la deuda a la hora de valorar una empresa y a menudo se utiliza junto con el ratio P/E para lograr una valoración completa.

Limitaciones del uso del Valor Empresa

Como ya se ha dicho, el VE incluye la deuda total, pero es importante tener en cuenta cómo utiliza la deuda la dirección de la empresa.

Por ejemplo:
Las industrias que hacen un uso intensivo del capital, como la industria del petróleo y el gas, suelen tener cantidades significativas de deuda, que se utilizan para fomentar el crecimiento.

La deuda podría utilizarse para adquirir instalaciones y equipos. Como resultado, el VE estaría sesgado para las empresas con una gran cantidad de deuda en comparación con las industrias con poca o ninguna deuda.

Al igual que con cualquier métrica financiera, lo mejor es comparar empresas del mismo sector para tener una mejor idea de cómo se valora la empresa en relación con sus pares.

Otro ejemplo de valor empresa:

Como ya se ha dicho, la fórmula del valor empresa es básicamente la suma del valor de mercado de los fondos propios (capitalización bursátil) y el valor de mercado de la deuda de una empresa, menos el efectivo. La capitalización de mercado de una empresa se calcula multiplicando el precio de las acciones por el número de acciones en circulación.

La deuda neta es el valor de mercado de la deuda menos el efectivo.

Una empresa que adquiere otra se queda con el efectivo de la empresa objetivo, por lo que el efectivo debe deducirse del precio de la empresa representado por la capitalización de mercado.

¿Qué es el valor de empresa y en qué se diferencia de la capitalización bursátil?

El valor empresarial es una medida popular del valor total de una empresa. Puede considerarse como el precio teórico que habría que pagar para adquirir una empresa en su totalidad en una transacción privada.

A diferencia de la capitalización bursátil, que sólo refleja el valor de los fondos propios de la empresa, el valor de empresa refleja el tamaño de las deudas de la empresa, así como sus reservas de efectivo. Es una cifra popular entre los inversores y analistas y se utiliza a menudo en los ratios financieros.

¿Por qué se deduce el efectivo o cash del valor de empresa?

Para entender por qué se deduce el efectivo del valor de empresa, supongamos que usted es un inversor privado que desea comprar el 100% de una empresa que cotiza en bolsa.

Al planificar su compra, observa que la capitalización bursátil de la empresa es de 100 millones de euros, lo que significa que necesitará 100 millones de dólares para comprar todas las acciones a sus actuales accionistas.

¿Pero qué pasa si la empresa tiene también 20 millones de euros en efectivo?

En ese caso, el “coste” real de la compra de la empresa sería sólo de 80 millones, ya que la compra de la empresa le daría inmediatamente acceso a sus 20 millones de euros en efectivo. En igualdad de condiciones, un mayor saldo de caja conduce a un menor valor de la empresa, y viceversa.

¿Por qué se añade deuda al valor de la empresa?

Una mayor deuda conduce a un mayor valor de la empresa porque representa un coste añadido que debe pagar cualquier posible adquirente. Por ejemplo, en nuestro ejemplo anterior, supongamos que la empresa tiene 10 millones de euros de deuda.

Teniendo esto en cuenta, ahora sabe que, además de los 100 millones de dólares que necesita para comprar las acciones a sus actuales accionistas, también necesita otros 10 millones para pagar las deudas de la empresa.

Juntando estas cifras, el valor total de la empresa sería de 100 millones de euros de capitalización bursátil, más 10 millones de deuda, menos 20 millones de efectivo, lo que supone un total de 90 millones de euros.

Cómo utilizar el valor de empresa al evaluar las ofertas de adquisición

Aquí es donde las cosas se ponen interesantes. Si estás evaluando varias propuestas de adquisición y las ofertas son de acciones, no de efectivo, debes comparar el valor de las ofertas de acciones con el valor empresarial de cada posible comprador.

En concreto, si una posible empresa compradora tiene mucha deuda en su balance y poco efectivo, esto aumentaría el valor de la empresa. Además, algunos sectores son más intensivos en capital que otros, por lo que las empresas de esos sectores tienden a estar muy apalancadas.

Si el adquirente intenta utilizar el precio de sus acciones a su valor nominal en su oferta de adquisición, deberías oponerte a esto y exigir más acciones, o cash, para lograr un acuerdo basado en el valor de empresa del comprador.

Esto es más importante si la empresa compradora es de pequeña capitalización -es decir, su capitalización de mercado está entre 300 millones de euros y 2.000 millones de euros- y sus acciones se negocian poco.

Estas acciones son menos líquidas: es posible que no pueda venderlas tan fácilmente como las acciones de una empresa más grande, o al precio que espera. Si se adquiere una empresa y no se pueden vender las acciones de inmediato, la solidez financiera de la empresa adquirente debería ser importante, pero el valor de la empresa no lo indica.

También hay que tener en cuenta que, a menos que la empresa adquirida siga siendo una entidad jurídica independiente, no comparte la responsabilidad de la deuda. La entidad corporativa en su conjunto es la propietaria de la deuda.

Entre en el acuerdo sólo si estás seguro de que la deuda puede ser atendida. Obviamente, cada situación es diferente, pero asegúrete de haber realizado un ejercicio de análisis sobre los diferentes escenarios que se pueden dar.

Tu opinión nos importa: ¿Te ha sido útil el artículo?

Acerca del autor

Editora Jefe | info@autorizadored.es | Web | + posts

Mi nombre es Silvia Guijarro.

Soy editora jefe en Autorizado Red. Me encanta escribir textos, especialmente si son sobre economía y finanzas.

Curso estudios de Economía y Finanzas por la Universidad de Deusto.

Anterior

Flujo de Caja Descontado

Deuda Neta

           
Próximo Artículo

Deja un comentario