El Pasivo: [Concepto, Tipos, Funcionamiento y Ejemplos]

Según el Plan General de Contabilidad el pasivo forma parte del balance de situación de una empresa.

El pasivo en una empresa o persona corresponde a la deuda con terceros que se ve reflejada en el balance general contable. También se le conoce como estructura financiera, capital financiero, origen de los recursos y fuente de financiación ajena.

El pasivo es uno de los documentos que componen las cuentas anuales de una empresa.

Además junto con el activo, son elementos importantes para poder mantener una contabilidad financiera útil e informativa. A parte de eso para que una empresa demuestre que está solvente debe saldar las deudas del pasivo, ya que se usa como referencia para acceder a un crédito o préstamo nuevo. En este artículo daremos una completa información sobre el pasivo.

¿Nos acompañas? :-)

  

¿Qué es el Pasivo en la Contabilidad?

Desde el punto de vista contable el pasivo corresponde con las deudas con diferentes acreedores y las obligaciones de una empresa con las cuales financia sus actividades. Asimismo, son deudas del presente que se adquirieron en el pasado.

Por lo que el pasivo es el opuesto del activo que es el que tiene que ver con los bienes y derechos financieros que posee una persona o empresa.

Es decir que es el que reúne todas las deudas actuales de una compañía las cuales resultan de convenios pasados.

El pasivo junto con el patrimonio neto vienen siendo las fuentes de financiación de una empresa aunque los pasivos son la manera de financiación externa o ajena, es decir que tiene que ver con lo que una persona o empresa le deba a otras personas o empresa financiera como por ejemplo el pago a bancos, proveedores, impuestos, salarios a empleados, etc.

  

¿Cómo se calcula el Pasivo Neto?

Cabe destacar que el activo es lo que se tiene, el pasivo lo que se debe, o sea las deudas y el patrimonio neto son los bienes financieros que son de la empresa. Entonces el pasivo lo podemos calcular como activo menos patrimonio neto, o sea, Pasivo Neto = Activo – Patrimonio Neto.

El patrimonio neto, a fin de cuenta, es más deuda que tiene la empresa o sociedad, sin embargo no frente a terceros, si no para con los socios.

Ahora bien, cuando se incrementa un pasivo en el balance contable trae como consecuencia que otro pasivo disminuye o se registra un gasto. Por otra parte, no debemos olvidar que por medio de estos tres indicadores podemos conseguir el balance de situación el cual es de suma importancia para poder calcular la situación financiera de la empresa.

Sin el balance de situación ¿Podemos calcular el pasivo neto o deudas totales?

En el primero se suma la cantidad de todos los activos de la empresa, o sea los corrientes y los no corrientes.

Por ejemplo:
Los activos corrientes son 4.000€ y los no corrientes 6.000€. De modo que, 4.000€ + 6.000€ = 10.000€. En el segundo caso debemos conocer el patrimonio, supongamos que la inversión de los socios es de 2.400€ y las ganancias acumuladas son de 600€, entonces tenemos que 2.400€ + 600€ = 3.000€. Así que el patrimonio neto total es de 3.000€.

Por último, podemos calcular el pasivo descontándolo del patrimonio de los activos lo cual sería 10.000€ – 3.000€ = 7.000€ lo que significa que esta cantidad se pagan con los pasivos o las deudas de la empresa. Por otra parte el sistema financiero de la empresa está compuesto por el 30% de patrimonio, o sea los recursos propios y el 70% por deuda, es decir los pasivos, los recursos ajenos.

  

¿Qué compone el pasivo?

En el campo de las finanzas es de suma importancia saber cómo está compuesto el pasivo.

Pasivo no corriente

El pasivo no corriente está conformado por todas las deudas y obligaciones que tiene una empresa y que son a largo plazo.

Es decir, aquellas deudas cuyo tiempo de vencimiento es mayor a un año. Al ser de esta manera la empresa no debe devolver la cantidad principal en el transcurso del año sino solo pagar los intereses. Un ejemplo sería un préstamo hipotecario a diez años, un crédito a largo plazo, etc.

Pasivo corriente

Pasivo corriente: es donde las obligaciones de una empresa son a corto plazo, es decir que las deudas u obligaciones deben durar menos de un año o sea a corto plazo. Como por ejemplo el pago de una factura a un proveedor, los sueldos a pagar, alquileres, impuestos, etc.

  

Patrimonio neto

La suma del pasivo corriente y el pasivo no corriente, menos el activo nos da el patrimonio neto. El patrimonio neto es básicamente lo que la empresa le debe a los socios.

Por ejemplo:
Una empresa que no tiene nada de deuda frente a terceros (ni bancos, ni proveedores, ni acreedores…) tendrá un patrimonio neto igual a todo el activo.

Lo que quiere decir que todo el activo pertenecerá a los socios que aportaron capital inicialmente.

¿Qué relación hay entre Pasivo, Activo y Patrimonio Neto?

Como ya se ha dicho, tanto el pasivo como el patrimonio neto se refieren a la financiación de la empresa.

Además por medio de esa financiación se pueden adquirir los activos que la empresa necesita para su debido funcionamiento. Así que los préstamos, las deudas con proveedores o las contribuciones de los socios son ejemplos de pasivos o patrimonio neto.

El activo es lo que posee la empresa. Es decir, es todo el capital propiedad de la empresa y de los derechos que en un futuro llegarán a ser de gran provecho. Por lo tanto se crea una relación entre el activo, el pasivo y el patrimonio neto en donde :

Activo = Pasivo + Patrimonio Neto

  

Es decir, que el activo es el destino de los medios financieros, el pasivo + el patrimonio neto viene siendo el origen de los medios financieros.

Así que mientras el pasivo + el patrimonio neto es el sistema financiero de una empresa conformada por fuentes de financiación propias o de terceros, el activo es la sistema económico de dicha empresa. De tal manera que es el uso que se le da a esos recursos financieros.

Podemos decir que los tres son herramientas fundamentales para la contabilidad de una empresa. Así que, ellos junto con los resultados forman el balance de una empresa y con ellos se puede saber si se ha producido aumento o pérdida patrimonial.

Así como también si se han generado beneficios o pérdidas económicas en una actividad específica.

Ahora bien el patrimonio de una empresa son los bienes, derechos y obligaciones que forman los medios económicos para que una empresa funcione y está compuesto por lo que se conoce como masas patrimoniales: que es el activo, el pasivo y el patrimonio neto.

¿Qué tipos de Pasivo podemos encontrar?

Considerando que el pasivo está formado por obligaciones y deudas de diferentes tipos se ha creído conveniente ordenarlas en grupos. La clasificación de dichas deudas y obligaciones se tiene que realizar dependiendo de su mayor y menor grado de obligatoriedad. Por lo tanto el pasivo de una empresa se clasifica en:

  

Pasivo Circulante o a Corto Plazo

Este pasivo se refiere a las deudas que tienes que cancelar en el transcurso de un año o dentro del período de operaciones. Además su principal característica es que se encuentran en perenne movimiento y entre las cuales tenemos a los proveedores, los documentos por pagar y los diferentes acreedores.

Pasivo Fijo o a Largo Plazo

A este lo forman las deudas u obligaciones que tienes que cancelar en un plazo mayor a un año contando desde la fecha del balance. Siendo las principales deudas u obligaciones las hipotecas y documentos por pagar a largo plazo.

Pasivo Diferido o Créditos Diferidos

A este pasivo también se le conoce como créditos diferidos. Es decir, este grupo se refiere a las cantidades cobradas por adelantado las cuales serían las rentas o los intereses que fueron descontados por adelantado al asignar los créditos o cobrados con anticipación.

  

Pasivo Garantizado

Este viene siendo un préstamo obtenido por medio de la entrega de activos como garantía.

Pasivos Devengados

Estos son los intereses adquiridos sobre los créditos y que aún no caduca su fecha de pago.

Pasivos Acumulados

Estos son cuando los intereses de los pasivos devengados se acumulan o se aglomeran para ser pagados a la fecha en que se vence el crédito junto con el principal.

  

Pasivos Exigibles a la Vista

Estos son los depósitos en efectivo que adquieren los bancos en las cuentas de ahorro y corriente de los cuales sus depositantes pueden disponer en el momento que quieran.

Pasivo Exigible

Este tiene que ver con todas las deudas y obligaciones obtenidas por medio de personas naturales o jurídicas.

Pasivo No Exigible

Esto se refiere al pasivo que está formado por el Capital Social y las Reservas y son pasivos porque corresponden a los accionistas pero no le exigen a la empresa su devolución.

Pasivo Contingente

Esta es una obligación que no es del todo segura pero podría suceder en un futuro presumible. Como ejemplo de esto sería un litigio, donde la empresa no sabe como va a terminar pero se puede ver obligada a pagar cierta cantidad de dinero si lo llega a perder.

Pasivos Laborales

Este tiene que ver con las obligaciones que una empresa tiene que pagar a los trabajadores por motivo de sus prestaciones laborables.

  

Pasivo Total

Este viene a ser la suma de todas las cuentas de pasivo, capital y las reservas de la empresa.

Consideraciones contables y financieras sobre el pasivo

Se dice que una empresa está saneada cuánto menos depende de deudas frente a terceros.

Esto significa que cuánto mayor sea la proporción del patrimonio neto dentro del pasivo, más saneada o fuerte financieramente hablando estará la empresa.

Esto no significa que endeudarse sea malo. En muchas ocasiones contraer deuda para crecer puede ser beneficioso, sin embargo, la autofinanciación a través de los fondos propios (patrimonio neto), a largo plazo suele ser una manera más sólida de crecimiento.

Previous

La Contabilidad: [Concepto, Tipos, Elementos e Historia]

El Patrimonio Neto: [Concepto, Utilización, Ejemplos]

Next

Pin It on Pinterest