Balance de Situación: [Concepto, Uso, Tipos y Ejemplos]

Inicio » Contabilidad » Balance de Situación

El balance de situación es uno de los documentos contables más importantes que podemos encontrar.

Lo que refleja el balance de situación, es una imagen financiera y contable del activo, del pasivo y del patrimonio neto en un momento determinado. De ahí que sea «de situación».

Es un instrumento necesario para saber en qué escenario económico se encuentra una empresa y comparativamente con otros años nos puede dar información también acerca de su evolución.

 

¿Para qué sirve el balance de situación?

El balance de situación es un documento imprescindible para valorar la situación financiera y económica de una determinada empresa en un momento dado.

Se utiliza mucho a la hora de valorar la compra de una compañía, por ejemplo. Existen otros balances igual de importantes, como por ejemplo el balance de pérdidas y ganancias o el estado de flujo de caja.

El balance de situación también nos puede dar una idea de cuán endeudada está una empresa. Así como la capacidad que puede tener para afrontar dicha deuda en el corto plazo.

Por ejemplo:

Con una serie de ratios financieros, podemos saber que si la empresa tiene mucha deuda a largo plazo y a la vez, mucha caja acumulada; entonces a priori no debería de tener problemas para afrontar esta deuda.

Sin embargo, si la compañía tiene un saldo en la cuenta de clientes (partidas pendientes de cobrar) y deuda a corto plazo, es posible que si hay cualquier tipo de imprevisto se pueda ver en una situación complicada.

 

Tipos de balances de situación

Preexisten al menos tres tipos de Balance General: Comparativo, el de situación consolidado y proforma.

Balance General Comparativo

Intercede en diferentes análisis del valor de cada dispositivo que dispone el balance durante diferentes lapsos.

Con el Balance de situación comparativo se puede vigilar la evolución del valor de un activo, pasivo o unidad de capital de una sociedad a lo largo del tiempo. Puede tener una columna que muestre la diferenciación porcentual, de esta forma será más claro cuales han tenido mejor o peor rendimiento.

Balance de Situación Consolidado

Se usa en compañías que tienen otras empresas derivadas y existen matrices (conglomerados de sociedades).

En él se manifestará la información incorporada de todas las sociedades como si fuera una sola. El Balance de Situación Consolidado accede a evaluar el escenario de los activos, pasivos y patrimonio de una en asociación sin tener que ir ajustando caso a caso cada Balance General de las anexas.

 

Balance General Estimativo

El que se procesa con información preliminar, sujeta a corrección y modificación posterior.

Balance General Proforma

Se prepara como un considerado o pronóstico del futuro. El objetivo de este balance es valorar el escenario económico de una compañía en base a una valoración venidera que es probable. Es una herramienta significativa para la formulación y valoración de proyectos.

 

Balance Operacional del Sector Público

Prueba que las estrategias financieras de ingresos, egresos y déficit de las subordinaciones y entidades del Sector Público Federal concluidas de las estrategias proporcionadas realizadas entre ellas. La discrepancia entre gastos e ingresos totales genera el déficit o superávit económico.

Balance Primario del Sector Público

Es el equivalente de la discrepancia entre los ingresos totales del Sector Público y sus gastos totales, exceptuando los intereses. Ya que la mayor parte del pago de intereses de un ejercicio fiscal manifiesta la recolección de deuda de actividades previas. El Balance Primario mide la energía ejecutada en la etapa estándar para pactar las finanzas públicas.

Balance Presupuestario

Derivación del producto de comparar los ingresos y egresos del Gobierno Federal más los de las entidades estatales de control presupuestario directo.

 

¿Qué partes tiene un balance de situación?

Activos

tipos de activosSon todo lo que tiene la sociedad y que al mismo tiempo tiene un valor determinado.

Estos pueden ser, el dinero que se localiza en la caja y en los bancos, las cuentas pendientes por recaudar de los clientes, las materias primas que preexisten o que se localizan en los depósitos, los dispositivos y las máquinas de tu compañía, vehículos, los vehículos, Todos los utillaje y muebles, y terrenos, oficinas, construcciones y, en allegado, inmobiliario que tengas.

Por lo casero los activos de una compañía se clasifican teniendo en cuenta su organización de liquidez y teniendo como referencia las siguientes variedades: activos corrientes, activos fijos y otros activos. Aquí tienes una comunicación de cada uno para que no entres en gresca.

 

Activos corrientes

Los activos corrientes son todos los que se caracterizan por convertirse de manera muy legible en dinero o en dinero, sin embargo, también eso puede pasar en cualquier segundo de la etapa común de las operaciones de tu compañía. Se categorizan en:

  • Caja: Es el cordel con el que dispones en el barcal de tu escritorio, en tu bolsillo o en cualquier otro lugar que hayas prohibido, todavía cuenta como caja los cheques al día no consignados.
  • Banco: El banco hace referencia al efectivo que se encuentra depositado en tu cuenta corriente.
  • Cuentas por Cobrar: Esta clase hace referencia al asequible por recibir de todas las ventas que se hicieron a crédito y que hasta el santiamén te deben tus compradores, relaciones, humanidades de cambio y préstamos a los operarios.

En esta variedad además se incluyen los cheques por percibir, sea porque hasta ese momento no se ha ejecutado o debido a las personas que te deben no han cumplido con los plazos que acordaron para respaldar sus obligaciones.

  • Inventarios: Los inventarios son la manera en donde se detalla por completo todas las cantidades y la utilidad que corresponden a cada una de las materias primas, los artículos en proceso y los productos terminados de tu corporación.
  • Inventarios Para las Empresas Comerciales y Distribuidoras: Debes asumir en cuanto a las empresas comerciales y distribuidoras como por patrón las tiendas, los graneros, las ferreterías, las droguerías, entre otros.

no hay inventarios de las materias primas ni de las mercancías en desarrollo. En cambio, solo se debe gobernar el inventario de la mercadería que está apto para expender, y deben radicar valoradas al costo.

 

Diferentes Variedades de Inventarios Fijos

Existen varios tipos de inventarios fijos como son los inventarios de materias primas, el stock de extracción en desarrollo y el stock de la consecución terminada

  • Inventarios de las materias primas: Este inventario debe ser el cose que tienen las materias primas con las que orientas hasta el lapso en la que elaboraste tu balance y, deben existir valoradas al coste.
  • Inventario de Producción en Proceso: Hace referencia al valor que tienen los productos que se hallan en su cambio de extracción. Para que puedas identificar el coste acercado de este inventario, es indispensable que le agregues al costo que tienen las materias primas, todos los pagos directos que se han involucrado hasta el instante en el que se realiza el cálculo habitual.
  • Inventario de la Producción Terminada: El stock de la obtención acabada tiene que ver con el valor de la existencia que tienes disponible para vender, valorada al coste de la adquisición.

Activos fijos o activos no corrientes

Los Activos Fijos tienen que ver con todos los patrimonios, muebles e inmuebles con lo que la entidad cuenta y gracias a estos la organización puede proyectar sus actividades. Entre estas están las máquinas y los equipos, los vehículos, los menaje y muebles, las construcciones y los terrenos.

En la parte de los activos fijos o activos no corrientes, también encontraremos la parte amortizada de dichos activos (en valor negativo).

En principio, si adquirimos un activo no corriente y esperamos a que pasen varios años, el valor de este activo no corriente tenderá a ser cero. A anularse con las cuentas de amortización acumulada.

 

Otros activos

En el caso de los otros activos se hace referencia a aquellos que no pueden ser clasificados en las categorías de activos corrientes y activos fijos, un ejemplo de esto son los gastos pagados por anticipado, las patentes, etc.

Pasivos

Los pasivos son las deudas que tiene tu empresa con terceros. Los pasivos de tu empresa pueden ser clasificados en orden de exigibilidad utilizando categorías como pasivos corrientes, a largo plazo y otros pasivos.

  • Pasivos corrientes: Los pasivos corrientes son los que la empresa tendrá que pagar durante un periodo menor a un año.
  • Las obligaciones bancarias: En las obligaciones bancarias se debe agregar el valor que se tiene por crédito ya sea con los mismos bancos o con otras entidades financieras.
  • Las cuentas pendientes por pagar a los proveedores: En esta categoría se debe tener el valor de las deudas que tienes por las compras que se hicieron a crédito a los proveedores.
  • Anticipos: Estos se cuentan como el dinero que pagó un cliente por un trabajo que aún no le has entregado.
  • Cuentas por pagar: Estas hacen referencia a cuentas diferentes a las de los proveedores que tienes pendientes, como por ejemplo los préstamos que te hicieron personas particulares. Para el caso de los créditos de entidades financieras o bancos o los préstamos personales, debes tener en cuenta los intereses que se deben y el capital.
  • Sueldos pendientes de pagar a empleados o colaboradores.
  • Impuestos por pagar: Se debe tener en cuenta el saldo de los impuestos que se deben hasta la fecha en la que se realiza el balance general.
  • Pasivo a largo plazo: Este se refiere a los activos que la microempresa deberá pagar en un lapso mayor a un año, entre estas pueden estar las obligaciones bancarias, entre otras.
  • Otros pasivos: Son todos los que no se pueden categorizar en las categorías de los pasivos a largo plazo y los pasivos corrientes, pero que son necesarios de registrar en el balance general. Entre estos está lo que recibes de manera anticipada por conceptos de arrendamiento.

 

El patrimonio neto en tu balance general

El patrimonio tiene que ver con lo que te pertenece como empresario hasta la fecha en la que realizaste el balance general. El patrimonio se clasifica en tres categorías que son las utilidades retenidas y las utilidades del periodo anterior. A continuación, te las explicaremos.

El patrimonio neto forma parte del pasivo porque también es deuda que tiene la sociedad. Sin embargo, dicha deuda no es exigible y no es frente a terceros. Está formada principalmente por aportaciones de capital que han realizado los socios al iniciar la actividad o durante varios años.

Por otro lado, también pueden contener reservas acumuladas por los beneficios obtenidos por parte de la empresa a lo largo de los años (autofinanciación).

 

Previous

Análisis del Punto de Equilibrio: [Cálculo, Tipos y Ejemplos]

Fondo de Maniobra: ¿Por qué es Importante? ¿Cómo se Calcula?

Next

Deja un comentario