El Inmovilizado: [Concepto, Tipos, Amortización, Ventajas]

Inicio » Contabilidad » Inmovilizado

¿Sabes qué significa el término inmovilizado?

El inmovilizado es el conjunto de bienes adquiridos o creados por una empresa para ser utilizados durante el ejercicio de su actividad.

Financieramente, el término inmovilizado engloba los bonos, acciones de otras empresas y las participaciones con empresas relacionadas. Es de gran importancia visualizar la situación financiera de las filiales que puedan afectar al riesgo crediticio de la empresa.

Esto te permite saber con precisión cuál es la liquidez de las inversiones.

¿Qué es el inmovilizado en un balance?

El inmovilizado en un balance, forma parte del activo no corriente de la empresa. Igualmente, encierra a los activos tangibles e intangibles, es decir, al inmovilizado material y al inmaterial.

Según el plan general contable, los activos no corrientes, comprende todos los activos destinados a servir de forma duradera en las actividades de la empresa. Esto incluye las inversiones financieras cuyo vencimiento o realización se espera que sea en un lapso superior a un año.

Un inmovilizado es un bien adquirido por la sociedad o empresa, destinado al desarrollo de su actividad. Cuenta con una vida útil superior a un año. Por ejemplo, la compra de un taladro, su uso tiene una vida superior a un año. Este puede ser considerado un inmovilizado para la empresa.

Qué es el inmovilizado

El activo no corriente

  • Los activos no corrientes (o fijos) son bienes como propiedades o equipos, que una empresa planea utilizar a largo plazo para ayudar a producir ingresos.
  • Se espera que los activos corrientes, como el inventario, se conviertan en efectivo o se utilicen en el plazo de un año.
  • Los activos no corrientes, además de los activos fijos, incluyen los intangibles y las inversiones a largo plazo.
  • Los activos no corrientes están sujetos a depreciación para tener en cuenta la pérdida de valor a medida que se utilizan los activos, mientras que los intangibles se amortizan.

¿Cuándo consideramos que un bien es inmovilizado?

La denominación de inmovilizado supone que el precio o gasto derivado de la compra del bien, se distribuirá a lo largo de su vida útil. Esto quiere decir que si se considera que el taladro durará unos 3 años, y costó € 25, se le podrían imputar unos € 5 por cada año.

En contabilidad, se le denomina inmovilizado al conjunto de elementos patrimoniales que están reflejados en el activo, y se deprecian con el paso del tiempo. Tienen carácter permanente y no podrán ser destinados a la venta.

Se considera inmovilizado a aquellos bienes que no pueden ser convertidos en líquidos con facilidad.

Otra descripción de inmovilizado, encierra los activos estructurales de una empresa. Estos son adquiridos para optimizar la producción y desarrollo de la misma.

¿Dónde encontramos al inmovilizado dentro del balance?

El balance de situación de una empresa incluye sus activos, pasivos y patrimonio neto.

Los activos se dividen en activos corrientes y no corrientes, cuya diferencia radica en su vida útil. Los activos corrientes son normalmente activos líquidos que se convertirán en efectivo en menos de un año.

Los activos no corrientes se refieren a los activos y propiedades de una empresa que no se pueden convertir fácilmente en efectivo. Las diferentes categorías de activos no corrientes incluyen activos fijos, activos intangibles, inversiones a largo plazo y cargos diferidos.

Los inmovilizados pertenecen al activo en el balance de situación.

¿Cómo registramos en contabilidad un inmovilizado o activo no corriente?

Para la contabilización de la compra de inmovilizados materiales e intangibles, se deben tomar en cuenta las diversas cuentas según el plan general contable. Este procedimiento se inicia cargando la cuenta del inmovilizado en la cuenta correspondiente que es del grupo (20 o 21) según sea el caso, si es material o inmaterial.

Luego se procede a los abonos. Si se paga en el momento de la adquisición, se refleja en la cuenta de tesorería que es la 57. Si el pago se deja pendiente, se utiliza una cuenta de deuda a corto plazo (52x), o la cuenta de deuda a largo plazo (17x).

En el caso de dejar el pago pendiente y se entregan efectos comerciales para su posterior pago, esto se refleja con abono en la cuenta 525 si es a corto plazo y 175 si es en función del vencimiento.

Tipos de inmovilizados

Existen dos tipos de inmovilizados, cada uno encierra aspectos distintos. Los tipos de inmovilizados son:

Inmovilizado material o tangible

El inmovilizado material engloba la conjunto de elementos patrimoniales tangibles de la empresa.

Es decir, los bienes físicos de larga duración y necesarios para el desarrollo económico de la empresa. Debes tener en cuenta, que por su naturaleza, estos bienes no pueden ser vendidos durante el primer año después de su compra.

De acuerdo al uso que se le dará a estos bienes dentro de la empresa, los inmovilizados materiales se clasifican de la siguiente manera:

  1. Construcciones y maquinaria.
  2. Bienes naturales.
  3. Elementos de transporte.
  4. Instalaciones técnicas.
  5. Mobiliario y equipos informáticos.

Para determinar si se trata de un inmovilizado, debes tener claro el uso que se le dará al bien. Por ejemplo, si tu empresa está dedicada a la comercialización de maquinarias u ordenadores, estos activos se clasifican como existencias.

Inmovilizado inmaterial o no tangible

Los inmovilizados inmateriales hacen referencia al conjunto de bienes intangibles y de valoración económica de la empresa. Estos bienes cumplen con las características de que pueden permanecer en el tiempo y ser utilizados para la producción de bienes y servicios.

Además, constituyen una fuente de recursos para la empresa.

Al igual que un inmovilizado material, el inmaterial no es adquirido con la intención ser vendido. Ya que, este debe tener una permanencia en la empresa mayor a un año. Los inmovilizados inmateriales son los siguientes:

  1. Los gastos de investigación y desarrollo.
  2. Las concesiones administrativas.
  3. Las propiedades industriales, patentes y fondos de comercio .

Un ejemplo de inmovilizado material, es la compra de licencia informática o la adquisición de aplicaciones. Estos son bienes intangibles, por lo tanto son considerados como un inmovilizado inmaterial.

Los inmovilizados materiales e inmateriales deben ser correctamente valorados antes de proceder a su compra. Esto quiere decir, que deben ser tomados en cuenta el precio de adquisición y el costo de producción.

Inversiones a largo plazo o de otro tipo

Las inversiones a largo plazo, ya sean financieras o inmobiliarias, también se consideran un tipo de inmovilizado.

¿Qué es la amortización del inmovilizado?

Recuerda que el concepto de inmovilizado es un concepto contable, y por lo tanto es utilizado frecuentemente por pequeñas y grandes empresas. Para hacer referencia a sus activos, bien sea tangibles o intangible.

Hay que tener en cuenta que un bien de inmovilizado no se «gasta» con un uso de un día ¿verdad?

El gasto se produce con el paso del tiempo. Con la depreciación del bien. Por ello, la amortización no es más que el prorrateo de dicho gasto a lo largo del tiempo, aplicando un porcentaje.

La amortización de un inmovilizado consiste en la cuantificación del costo económico que tiene la depreciación del inmovilizado para la empresa. De este modo, la dotación a la amortización simplemente se transforma en un gasto contable que aminora el resultado de la empresa.

La amortización es considerada la imputación de la depreciación al costo de la producción industrial.

Por otra parte, se le dice fondo de amortización al fondo desarrollado para la compensación de las depreciaciones que sufren algunos de los elementos patrimoniales.

¿Qué ventaja tiene el inmovilizado o los activos no corrientes?

La información sobre los activos de una empresa ayuda a tener informes financieros precisos, valoraciones de negocios y análisis financieros exhaustivos.

Los inversores y acreedores utilizan estos informes para determinar la salud financiera de una empresa y decidir si compran acciones o prestan dinero a la empresa.

Dado que una empresa puede utilizar una serie de métodos aceptados para registrar, depreciar y disponer de sus activos, los analistas deben estudiar las notas de los estados financieros de la empresa para averiguar cómo se calculan estas cifras.

Los activos fijos son particularmente importantes para las industrias con uso intensivo de capital, como la manufacturera, y requieren grandes inversiones en PP&E. Cuando una empresa informa de flujos de efectivo netos persistentemente negativos para la compra de activos fijos, esto podría ser un fuerte indicador de que la empresa está en modo de crecimiento o de inversión.

Los activos no corrientes pueden incluir edificios, equipos informáticos, software, mobiliario, terrenos, maquinaria y vehículos.

Por ejemplo:
Si una empresa vende productos, los camiones de reparto que posee y utiliza son activos fijos.

Si una empresa crea un aparcamiento de empresa, el aparcamiento es un activo fijo. Nótese que un activo fijo no tiene que ser necesariamente «fijo» en todos los sentidos de la palabra.

Algunos de estos tipos de activos pueden trasladarse de un lugar a otro, como los muebles y el equipo informático.

 

Previous

Recursos Propios en Contabilidad: [Concepto, Fórmula y Uso]

Deja un comentario