Fondo de Maniobra: ¿Por qué es Importante? ¿Cómo se Calcula?

Inicio » Finanzas » Fondo de Maniobra

Si eres dueño de una empresa y estas interesado en solicitar financiación, tienes que saber que tanto las entidades bancarias como las financieras a las que les desees solicitar un crédito, realizarán un análisis detallado del Fondo de Maniobra de tu empresa.

Como te puedes has podido dar cuenta, el fondo de maniobra es de gran importancia y lo debes conocer perfectamente. ¡Hablemos un poco sobre él!

  

¿Qué es un fondo de maniobra?

El fondo de maniobra también es conocido como fondo rotatorio, capital circulante o Working capital y no es más que la diferencia que existe entre el activo corriente y el pasivo corriente. En otras palabras es el conjunto de recursos financieros a largo plazo que necesita tu empresa para poder desarrollar una actividad a corto plazo.

Fondo de maniobra cálculoEl capital de explotación o fondo de maniobra, es la diferencia entre los activos corrientes de una empresa, como el efectivo, las cuentas por cobrar (las facturas impagadas de los clientes) y las existencias de materias primas y productos acabados, y sus pasivos corrientes, como las cuentas por pagar.

El capital circulante operativo neto es una medida de la liquidez de la empresa y se refiere a la diferencia entre los activos corrientes de explotación y los pasivos corrientes de explotación.

En muchos casos estos cálculos son los mismos y se derivan del efectivo de la empresa, más las cuentas por cobrar de clientes, más las existencias, menos las cuentas por pagar y menos los gastos acumulados.

El fondo de maniobra es una medida de la liquidez, la eficiencia operativa y la salud financiera a corto plazo de una empresa.

Si una empresa tiene un fondo de maniobra positivo y elevado, entonces debería tener el potencial de invertir y crecer. Si el activo circulante de una empresa no supera su pasivo circulante, entonces puede tener problemas para crecer o para pagar a sus acreedores, o incluso puede quebrar.

El fondo de maniobra está estrechamente ligado con la viabilidad económica de un proyecto empresarial.

  

¿Por qué es importante el fondo de maniobra?

El fondo de maniobra es muy importante para tu empresa. El mismo te indica si la misma tendrá continuidad en el futuro.

Si no eres capaz de afrontar las deudas que se aproximan y alcanza valores negativos, o igual a cero, si ese es tu caso, debes experimentar nuevas estrategias para aportar liquidez a tu empresa.

El dato negativo te indica que la situación de tu empresa a futuro no es buena. ¡No te asustes! Esto no quiere decir que debes cerrar las puertas de ella, solo tienes que establecer nuevas estrategias para hacer frente a las deudas y dedicar un poco más de tiempo a los planes financieros.

¿Cómo se interpreta el fondo de maniobra?

La información que obtienes del fondo de maniobra, es la capacidad de pago que posee tu empresa a corto plazo. Si el fondo de maniobra es positivo te indica que la empresa cuenta con una buena capacidad de pago a corto plazo. Mientras más alto sea, mejor es la situación financiera de tu empresa.

Por supuesto que pueden haber excepciones. Se puede dar el caso de empresas que tienen un fondo de maniobra positivo pero de todas maneras tienen problemas de liquidez.

Como también puede darse el caso contrario, algunas empresas pueden presentar saldo negativo pero no tienen problema de liquidez. En ejemplo de ello son los grandes supermercados, los productos que adquieren se pagan al contado, esto genera una gran liquidez.

Pero estos espacios tienen un acuerdo de pagos con los proveedores de plazos bastante largos. Por lo tanto, aunque el activo corriente sea mayor al pasivo corriente, el efectivo es tan alto que no tienen problemas de liquidez.

  

¿De qué forma puede calcularse?

Para calcular el fondo de maniobra, compara el activo corriente de una empresa con su pasivo corriente.

Los activos corrientes que figuran en el balance de situación en una empresa incluyen el efectivo, las cuentas por cobrar de clientes, el inventario y otros activos que se espera liquidar o convertir en efectivo en menos de un año.

El pasivo corriente incluye las cuentas por pagar, los salarios, los impuestos por pagar y la porción corriente de la deuda a largo plazo. El activo corriente está disponible en un plazo de 12 meses. El pasivo corriente vence en un plazo de 12 meses.

La fórmula estándar para el capital de explotación es el activo corriente menos el pasivo corriente.

Se considera, generalmente como aceptable, un fondo de maniobra que esté en línea o sea superior al promedio de la industria para una empresa de tamaño comparable. Un fondo de maniobra pequeño puede indicar riesgo de dificultades o de impago. A nivel financiero la empresa es frágil.

Para poder calcular el fondo de maniobra es necesario que sepas cuál es el activo corriente y el pasivo corriente:

  

Activo corriente

Está compuesto por las existencias que posee tu empresa, las que esperas que se vendan, consumir o todo aquello que forma parte de la explotación. Es todo aquello que tu empresa espera convertir en liquidez en un tiempo de 12 meses.

Pasivo corrientes

Lo conforman todas las deudas que tiene tu empresa y debes pagarlas a corto plazo, es decir, que tienen vencimiento en menos de 12 meses.

Entonces, conociendo estos dos conceptos, ya puedes calcular el fondo de maniobra. Para ellos debes aplicar la siguiente fórmula:

Fondo de maniobra = Activo corriente – pasivo corriente

Tipos de fondo de maniobra

Existen tres tipos de fondos de maniobras. Ellos te indican cual es la liquidez que tiene tu empresa y de lo que debes prestar atención para funcione correctamente. Veamos cuales son:

  

Fondo de maniobra igual a cero

tipos de fondos de maniobraEs cuando el activo corriente es igual al pasivo corriente.

¡Cuidado! Si tu empresa tiene este tipo de fondo, se encuentra en un principio de situación de riesgo. El indicador hace mención a un activo corriente que fue financiado con un préstamo a largo plazo.

Es por este motivo que quizás tu empresa no puede cumplir con el pago.

Fondo de maniobra positivos

Lo ideal es siempre mantener un fondo de maniobra positivo. Esto indica que el equilibrio de tu empresa es el que se espera tener y esta trabajando de manara productiva. En este caso el activo corriente es más alto que el pasivo corriente.

Esto quiere decir, que el fondo de maniobra te está indicando el excedente de activos, una vez que se ha cumplido con las obligaciones en el corto plazo.

  

Fondo de maniobra negativo

En este caso te indica que tu empresa está presentando un desequilibrio financiero, es decir, que el pasivo es más alto al activo corriente.

¡Debes prestar atención a tu empresa! La misma adolece de los recursos necesarios para poder enfrentar los pagos que se deben realizar a corto plazo. No tiene liquidez.

¿Cómo puede mejorarse un fondo de maniobra negativo?

Si tu empresa posee un fondo de maniobra negativo se puede mejorar fundamentalmente de dos maneras:

Aumentando la rentabilidad

Para ello es necesario que se incrementen los precios de ventas o se reduzcan los costes. Necesitas aumentar la diferencia entre activos y pasivos corrientes, ya sea por el aumento del primero o por la reducción del segundo.

Reestructuración de deuda

En el caso de que no se pueda aumentar la rentabilidad de tu empresa puedes utilizar esta opción.

Reestructurar la deuda a corto plazo en una deuda a largo plazo es una buen alternativa. Esto permite que se reduzcan los pasivos corrientes, mejorando significativamente el fondo de maniobra.

  

¿Por qué es muy importante mantener en positivo un fondo de maniobra?

El fondo de maniobra positivo es de suma importancia para tu empresa. Esto le garantiza a tu empresa su continuidad y permite aumentar la rentabilidad de la misma.

Además, te indica la capacidad que tiene tu empresa para hacer frente a los pagos a corto plazo, de igual manera puedes continuar realizando las inversiones que se necesitan para que tu empresa continué con sus actividades diarias.

¿Cuál es el fondo de maniobra ideal de una empresa?

Como lo hemos mencionado anteriormente, el fondo de maniobra positivo a largo plazo, es el tipo de fondo de maniobra ideal para cualquier empresa.

Gracias a ello, la empresa se asegura de poseer suficiente stock en el almacén, un nivel mínimo en la tesorería y liquidez suficiente para realizar los pagos a los proveedores y acreedores a corto plazo. Así aseguras la salud financiera de tu empresa.

  

Razones por las que es importante el fondo de maniobra

  1. Las diferencias estacionales en el flujo de caja son típicas de muchos negocios, que pueden necesitar capital extra para prepararse para una temporada alta o para mantener el negocio funcionando cuando hay menos dinero entrando.
  2. Casi todos los negocios tendrán momentos en los que se necesita mayor liquidez adicional para financiar las obligaciones con los proveedores, los empleados e impuestos mientras esperan los cobros de clientes.
  3. El fondo de maniobra adicional puede ayudar a mejorar tu negocio de otras maneras, por ejemplo: permitiéndole aprovechar los descuentos de los proveedores al comprar grandes cantidades.
  4. El fondo de maniobra también puede utilizarse para pagar a empleados temporales o para cubrir otros gastos relacionados con proyectos.

Decisiones que se toman en relación al fondo de maniobra

Las decisiones relativas al capital de explotación y a la financiación a corto plazo se denominan gestión del capital de explotación. Se trata de gestionar el ratio entre los activos a corto plazo de una empresa y sus obligaciones a corto plazo.

El objetivo de la gestión del fondo de maniobra es asegurar que la empresa pueda continuar sus operaciones y que tenga una corriente de efectivo suficiente para satisfacer tanto la deuda a corto plazo que vence, como los próximos gastos operacionales.

Una estrategia de contabilidad de gestión centrada en el mantenimiento de niveles eficientes de ambos componentes del capital de explotación, el activo circulante y el pasivo circulante, con respecto a cada uno de ellos.

La gestión del capital de explotación garantiza que una empresa tenga un flujo de caja suficiente para satisfacer sus obligaciones de deuda a corto plazo y sus gastos de explotación.

  

Criterios de decisión

Por definición, la gestión del fondo de maniobra entraña decisiones a corto plazo (generalmente, relativas al siguiente período de un año- que son «reversibles».)

Por lo tanto, estas decisiones no se toman sobre la misma base que las decisiones de inversión de capital (VAN o relacionadas, como se ha indicado anteriormente); más bien, se basarán en los flujos de efectivo, o en la rentabilidad, o en ambos.

Una medida del corriente de efectivo es la que proporciona el ciclo de conversión a efectivo: el número neto de días desde el desembolso de efectivo para la materia prima hasta la recepción del pago del cliente.

Como instrumento de gestión, esta medida explicita la interrelación de las decisiones relativas a las existencias, las cuentas por cobrar y por pagar y el efectivo.

  

Dado que este número corresponde efectivamente al tiempo en que el efectivo de la empresa está atado a las operaciones y no está disponible para otras actividades, la gestión tiene como objetivo mantener este ratio lo más bajo posible.

Por lo que, la medida más útil de la rentabilidad es el rendimiento del capital (ROC).

El resultado se muestra en forma de porcentaje, dividiendo los ingresos pertinentes de los 12 meses por el capital empleado; el rendimiento del capital (ROE) muestra el resultado para los accionistas de la empresa.

El valor de la empresa aumenta cuando, y si, el rendimiento del capital, que resulta de la gestión del capital de trabajo, supera el costo del capital, que resulta de las decisiones de inversión de capital como se ha indicado anteriormente.

Por consiguiente, las medidas de ROC son útiles como instrumento de gestión, ya que vinculan la política a corto plazo con la toma de decisiones a largo plazo. Véase el valor económico añadido (EVA).

Política de financiación y gestión por parte de la empresa

Otro factor que afecta a la gestión del capital de explotación es la política crediticia de la empresa. Incluye la compra de materias primas y la venta de productos acabados, ya sea al contado o a crédito. Esto afecta al ciclo de conversión de efectivo.

Teniendo en cuenta los criterios anteriores, la administración utilizará una combinación entre políticas y técnicas financieras para la gestión del capital de explotación o fondo de maniobra.

  

Las políticas tienen como objetivo la gestión de los activos corrientes (en general, el efectivo y los equivalentes de efectivo, las existencias y los deudores) y la financiación a corto plazo, de modo que las corrientes de efectivo y los rendimientos sean aceptables.

  1. Gestión del efectivo. Identificar el saldo de caja que permite a la empresa hacer frente a los gastos diarios, pero reduce los costos de mantenimiento de la caja.
  2. Gestión de las existencias. Identificar el nivel de inventario que permite una producción ininterrumpida pero reduce la inversión en materias primas -y minimiza los costos de reordenación- y, por lo tanto, aumenta el flujo de efectivo. Además de esto, los plazos de producción deben reducirse para disminuir el trabajo en curso (WIP) y, de manera similar, los productos terminados deben mantenerse al nivel más bajo posible para evitar la sobreproducción-véase Gestión de la cadena de suministro; Justo a tiempo (JIT); Cantidad económica de pedido (EOQ); Cantidad económica
  3. Gestión de deudores. Identificar la política de crédito apropiada, es decir, las condiciones de crédito que atraerán a los clientes, de manera que cualquier impacto en los flujos de caja y en el ciclo de conversión de la moneda se vea compensado por un aumento de los ingresos y, por tanto, del rendimiento del capital (o viceversa); véase Descuentos y bonificaciones.
  4. Financiación a corto plazo. Identificar la fuente de financiación apropiada, dado el ciclo de conversión de efectivo: lo ideal es que las existencias se financien con crédito otorgado por el proveedor; sin embargo, puede ser necesario utilizar un préstamo bancario, o «convertir los deudores en efectivo» mediante el «factoring».
Previous

Balance de Situación: [Concepto, Uso, Tipos y Ejemplos]

Apalancamiento Financiero: [Concepto, Riesgos y Ventajas]

Next

Deja un comentario

Pin It on Pinterest