El EBITDA: [Concepto, Ventajas, Desventajas y Uso]

Inicio » Finanzas » EBITDA
El EBITDA (acrónimo del inglés Earnings Before Interest Taxes Depreciation and Amortization) o conocido en castellano como beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones, es una métrica de beneficios selectiva que se utiliza para medir los resultados financieros de una empresa.

En algunos casos, puede utilizarse como alternativa a los beneficios netos de la empresa.

En pocas palabras, la fórmula del EBITDA permite medir el rendimiento de los ingresos teniendo en cuenta los costes de explotación y excluyendo los gastos financieros.

Ofrece a los prestamistas e inversores una visión diferente al de rentabilidad y rendimiento empresarial que los ingresos de explotación, los ingresos netos o el flujo de caja.

Aunque puede ser una cifra interesante para mostrar a posibles inversores, el EBITDA no es una medida del flujo de caja libre de una empresa.

Es una medida de rentabilidad que se hizo popular en la década de 1980, cuando varios bancos de inversión la promovieron como una medida fiable.

Ventajas y Desventajas del EBITDA
mohamed_hassan / Pixabay

¿Qué es el EBITDA?

Para entender el EBITDA, será útil saber qué significa el acrónimo y qué representa cada parte del mismo:

  1. Beneficios: El beneficio neto de una empresa.
  2. Antes: Excluye ciertos factores de la ecuación. Como éstos ya se restan de los beneficios netos, el cálculo del EBITDA los vuelve a sumar. Esto hace que el total del EBITDA sea mayor que el beneficio neto.
  3. Intereses: Los intereses se excluyen de la ecuación porque tienen relación con la estructura de la deuda en la empresa. Aunque esto puede revelar si la empresa ha tomado decisiones financieras acertadas o tiene buena reputación de solvencia, no es útil para determinar el rendimiento de la empresa.
  4. Impuestos: Todos los impuestos; estatales y locales. Los impuestos se determinan según la ubicación y no indican la rentabilidad o viabilidad de una organización.
  5. Depreciación: La depreciación es más importante para algunos tipos de negocios que para otros. Por ejemplo, para una empresa con una gran flota de camiones o equipos de fabricación, la depreciación es un gasto importante cuando llega el momento de sustituir los equipos. Para una empresa con activos intagibles, sólo necesitan mantener al día las licencias, patentes y/o el conocimiento. La depreciación no es un indicador del rendimiento de una empresa.

Como puedes ver, el EBITDA excluye la información financiera que no está directamente relacionada con la operativa, el rendimiento y la rentabilidad de la empresa.

¿Cómo es utilizado el EBITDA en finanzas o inversión?

Los datos de EBITDA elevados ayudan a convencer a los inversores de que la empresa va bien, sin embargo, pueden ser engañosos o no reflejar la realidad económica de la empresa.

Dado que las empresas pagan intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones, el EBITDA no es una medida real de la rentabilidad.

Puede utilizarse para ocultar malas decisiones financieras, como los préstamos con altos intereses o la depreciación de los equipos que requieren un coste elevado de sustitución.

Ventajas del EBITDA Desventajas del EBITDA
Puede ofrecer mayor información sobre la rentabilidad del negocio en sí mismo. Puede ser engañoso o no reflejar la realidad económica de la empresa.
Muestra el valor del flujo de caja de la empresa. Puede perjudicar que las empresas obtengan financiación.
Proporciona una visión general del crecimiento de una empresa. No reconoce una serie de costes, que pueden ser importantes.
No hay transferencia de deuda. Ocultas las cargas financieras de la empresa.

Ventajas del EBITDA

  1. En teoría, el EBITDA es similar a la relación entre el precio y los beneficios (relación PE). Lo bueno de un ratio EBITDA es que, a diferencia del Ratio PE, es neutral con respecto a la estructura de capital. Reduce el riesgo de las variables que se ven afectadas por la inversión de capital y otras variables de financiación.
  2. El EBITDA representa el valor del flujo de caja de una empresa generado por las operaciones en curso.
    Es un indicador de lo atractiva que es la empresa en términos de ser adquirida o que futuros inversores puedan invertir. El EBITDA puede proporcionar una visión general del crecimiento de una empresa y mostrar lo bien que funciona el modelo de negocio.
  3. Cuando se adquiere una empresa, la deuda no se transfiere al comprador, y la forma en que se financia el negocio actualmente no es una métrica importante. Los compradores pueden estar más preocupados por los activos intangibles, como los clientes y el rendimiento, que por el estado de los equipos existentes y la estructura de la deuda del vendedor.

Desventajas del EBITDA

  1. El EBITDA excluye los gastos de la deuda de una empresa añadiendo los impuestos y los intereses a los beneficios. Puede ser una cifra engañosa utilizada por las empresas para enmascarar malas prácticas o una situación complicada a nivel financiero.
  2. Utilizar el EBITDA puede no permitir a las empresas obtener préstamos. Los préstamos se calculan sobre los resultados financieros reales de la empresa.
  3. No valora la depreciación y la amortización cómo costes reales. Los derechos de autor y las patentes caducan con el tiempo. Las máquinas y los recursos utilizados en las fábricas se deprecian, reduciendo su valor y uso. El EBITDA no reconoce estos costes al medir los resultados financieros de una empresa.
  4. El EBITDA no revela las cargas financieras que tienen un alto interés.

¿Qué otras métricas podemos utilizar junto al EBITDA?

Aunque el EBITDA puede utilizarse como herramienta para evaluar una empresa, construir una correcta imagen financiera requiere del uso de otros ratios y/o métricas:

  • Payback Period o Plazo de recuperación: Esta métrica se utiliza para medir el tiempo necesario para que los rendimientos cubran los costes. Una comparación entre los periodos de recuperación de diferentes inversiones puede ayudar a los inversores a entender cuál es la opción más rentable.
  • Valor actual neto (VAN): Considerar el valor actual neto de una empresa puede dar una imagen más realista de los beneficios y la salud financiera de la empresa. En una empresa, el valor actual neto o el valor actual neto se refiere a los flujos de caja que se producen en distintos momentos. Tiene en cuenta el valor temporal del dinero.
  • Rendimiento de la inversión (ROI): La relación entre los beneficios netos y el coste de la inversión se calcula como el ROI de una empresa. Cuanto mayor sea el ROI de la empresa, mayores serán las ganancias del inversor en comparación con sus costes.
  • Tasa interna de rendimiento (TIR): Esta métrica se utiliza para calcular la tasa de rendimiento de un inversor en una determinada inversión.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de evaluar el EBITDA?

A la hora de invertir, es prudente evaluar una empresa basándose en todas las métricas mencionadas y no sólo en su EBITDA.

Aunque un EBITDA elevado podría parecer que da información sobre buena rentabilidad en una empresa, el diablo suele estar en los detalles.

Estas cifras tienen cierto valor para el rendimiento interanual, pero no reflejan el verdadero valor de los activos líquidos de una empresa o los ingresos reales.

Puede inducir a error a los inversores a la hora de apostar por empresas con elevadas obligaciones de deuda e intereses, o que necesitan sustituir equipos y recursos depreciados.

Del mismo modo, los empresarios no deben dejarse seducir por cifras maravillosas que no reflejan la salud financiera de la empresa. En lugar de centrarse en una sola métrica, es conveniente basarte en el cuadro completo.

Acerca del autor

Redacción e Investigación | + posts

¡Hola! Soy Gemma Guerrero.

Soy graduada en Economía por la Universidad de Granada. Actualmente, al igual que Arnau estoy estudiando el título oficial de CFA (Cheff Financial Advisor).

Para ello, escribir y publicar en Autorizado Red me ayuda a estar al día con los diferentes conceptos económicos y financieros que he de preparar.

Anterior

Nuestros 7 Mejores Libros para Aprender a Invertir en Bolsa

Bonos del Estado: [Concepto, Implicaciones, Rentabilidad, Ventajas y Desventajas]

           
Próximo Artículo

Deja un comentario