Depósitos Bancarios: [Concepto, Gestión, Clasificación, Ventajas y Desventajas]

Inicio » Finanzas » Depósitos bancarios

El depósito bancario es una cuenta que abrimos en el banco para guardar dinero de común acuerdo con la entidad, la cual tiene la obligación de restituir según las especificaciones del contrato.

La cuenta puede ser de ahorro o corriente y el dinero podemos movilizarlo continuamente o mantenerlo a plazo fijo por un tiempo determinado al cabo del cual se nos restituirá con los intereses obtenidos en ese período.

En la Unión Europea, el capital está asegurado por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) que avala su recuperación en caso de quiebra del banco hasta por 100.000 euros.

Deposito Bancario

¿Qué es un depósito bancario?

El depósito bancario, junto con las letras del tesoro y el oro, es una de las formas más seguras de guardar el dinero, e igualmente, a la par de las acciones, es una de las mejores maneras de sacarle provecho a nuestros recursos.

Es una buena forma de mantener a resguardo el dinero a pesar de la inflación, pues si lo tenemos en el banco ganará intereses e irá por el mismo camino de la inflación sin perder valor, lo que no ocurriría si lo mantenemos en nuestro poder.

Los depósitos bancarios son la base de la banca tradicional. Sin el dinero aportado por los clientes el banco no existiría porque no tendría los recursos para hacer préstamos a terceros.

¿Cómo hacer un depósito bancario?

El depósito bancario es una operación sencilla que podemos hacer por taquilla en la entidad, con dinero en efectivo o cheque; por cajero electrónico, y por transferencia en la banca en línea.

La banca en línea nos ahorra el traslado al banco, y el proceso podemos hacerlo desde cualquier parte del mundo. Podemos hacerlo desde nuestra computadora, laptop o incluso desde nuestro teléfono móvil.

Para ello, debemos acceder a la banca en línea de la entidad en Internet y escribir los datos con el número de cuenta, documento de identidad y el monto a depositar, sobre todo si el depósito (transferencia) lo hacemos a nombre de otra persona.

Por lo general, en nuestra cuenta tenemos un dossier de cuentas de otras personas a las que accedemos automáticamente cuando realizamos una transferencia, en cuyo caso solo agregaremos el monto a transferir.

Para hacer el depósito en la taquilla solo deberemos llenar un formulario con el número de la cuenta, nuestros datos de identidad, o, si se trata de otra persona, los del propietario de la cuenta, y el monto a depositar, junto con el dinero correspondiente o un cheque por ese mismo monto.

¿Cómo se clasifican los depósitos bancarios?

Los depósitos bancarios son:  a la vista y a plazo fijo.

Depósitos a la vista

Son aquellos donde el dinero se encuentra a nuestra disposición como si lo tuviéramos en efectivo, aunque está guardado y seguro en el banco.

No son muy rentables, pero ofrecen la ventaja de que podemos utilizarlos en el momento en que lo consideremos conveniente, a través de las taquillas del banco, las tarjetas de débito y crédito, las chequeras y los cajeros automáticos, en cualquier parte del mundo.

Depósitos a plazo

Son muy solicitados por los ahorristas porque nos permiten depositar dinero en el banco por un tiempo determinado, en la seguridad de que al vencer el período el capital nos será devuelto con los intereses que haya percibido en ese lapso.

En este sentido, debemos establecer un acuerdo con el banco, donde fijamos el tiempo del depósito, las condiciones, el tipo de interés y la liquidación de estos, todo lo cual conoceremos en forma previa.

Según el pacto suscrito, los intereses pueden ser abonados periódicamente en una cuenta corriente abonada al depósito bancario, o al final del período.

Deposito BancarioEste tipo de depósitos es ideal para aquellas personas que no necesitan gastar el dinero del que disponen en un tiempo corto, pues significa un ahorro con cobro de intereses.

También lo es para los inversores por la seguridad que ofrecen. Claro que no necesariamente dejaremos el dinero en la cuenta durante el lapso prefijado, pues en caso de que lo necesitemos podemos retirarlo pagando la penalización o comisión establecida por la entidad bancaria.

Este tipo de depósitos ofrecen una mayor rentabilidad que las de los depósitos a la vista. Cuanto mayor sea el plazo, mayor será la rentabilidad.

No obstante, esa rentabilidad ha venido mermando en los últimos tiempos, ajustados como están los depósitos a las decisiones del Banco Central Europeo (BCE), los índices del Euribor, la Bolsa y los mercados financieros, que influyen en su rentabilidad con sus medidas económicas.

Los depósitos a plazo fijo tienen varias modalidades:

  • Depósitos con ventajas fiscales. Exentos de tributación hasta transcurridos cinco años, con un límite de ahorro anual de 5.000 euros.
  • Depósito con regalo, donde la contraprestación se recibe en especie, en forma de regalo.
  • Depósitos a interés variable, donde la rentabilidad sufre modificaciones, al vaivén del índice del mercado.
  • Depósitos estructurados. Son volátiles, de rentabilidad no asegurada.

 ¿Qué ventajas tienen los depósitos bancarios?

Los depósitos bancarios son ventajosos, porque sin ellos estaríamos sujetos, como nuestras abuelas, a guardar el dinero debajo del colchón. Sus principales ventajas son:

  1. Inversión garantizada.
  2. Aunque siempre es bueno buscar los bancos más solventes de España, por regla general los depósitos bancarios no conllevan riesgo.
  3. La rentabilidad de nuestro dinero la conocemos de antemano, tipo de interés, comisiones, duración del acuerdo y las ventajas de liquidez.
  4. No se cobran comisiones a la hora de recuperar el dinero, a menos que se trate de depósitos a plazo fijo.
  5. Seguridad, debido a las garantías de recuperación hasta por 100.000 euros por el Banco de España, en caso de quiebra del banco.
  6. Los procedimientos bancarios para hacerlo son sencillos; no se necesitan grandes conocimientos y también es muy fácil hacer el seguimiento de nuestra inversión.

¿Qué desventajas tienen los depósitos bancarios?

  1. Como todo proceso del mercado financiero también tiene sus desventajas, algunas de las cuales son:
  2. Pérdida de liquidez en los depósitos a plazo fijo, donde el dinero quedará inmovilizado hasta tanto termine el período acordado con el banco.
  3. Si tenemos la oportunidad de un buen negocio antes de que se venza el plazo prefijado, podremos sacar el dinero, pero deberemos pagar comisiones.
  4. En ese tiempo no podremos usarlo en actividades comerciales, por lo que estos depósitos sólo son recomendables para quienes no necesiten realizar transacciones comerciales, ni inversiones de ningún tipo, sino guardar dinero.
  5. Escasa rentabilidad, por lo que es importante evaluar la inflación, a la hora de hacerlo.
  6. No son recomendables para quienes busquen alta rentabilidad, pues la de los depósitos bancarios es pequeña en comparación con otras inversiones. Si usted quiere mayor rentabilidad es mejor orientarse hacia otras opciones.

¿Los bancos cobran algo por los depósitos bancarios?

Los bancos cobran penalizaciones cuando retiramos el dinero antes de la fecha de vencimiento, en el caso de los ahorros a plazo fijo, lo que reduce la rentabilidad del ahorro.

Como hemos dicho, algunas de las desventajas del proceso son la baja rentabilidad y la liquidez, a las que debemos añadir la fiscalidad, pues Hacienda se queda con la retención correspondiente cuando se abonan los intereses, en un porcentaje que va de acuerdo al monto que hayamos depositado.

La rentabilidad de nuestro capital va asociada al precio oficial del dinero establecido por el Banco Central Europeo. Por lo tanto, cuando la economía está en recesión o no crece, los intereses son bajos.

Así las cosas, nuestro dinero está sometido a todas estas contingencias: rentabilidades bajas, retenciones fiscales y comisiones bancarias, y eso lleva a que el retorno de un depósito bancario sea muy bajo o nulo.

Acerca del autor

Redactor y editor | agomis@autorizadored.es | + posts

Mi nombre es Arnau Gomis y soy de Sabadell.

Hace aproximadamente tres años que empecé a escribir, publicar y editar artículos en diferentes páginas webs.

Estoy especializado finanzas e inversión. Me encanta invertir en empresas y en activos, en especial: acciones de empresas que tienen fuertes ventajas competitivas.

Estoy graduado en Administración y Dirección de Empresas por la UOC, con máster en "Especialización en Decisiones de Inversión". Por otro lado, actualmente estoy estudiando y preparando el CFA.

Anterior

Papel Comercial: [Concepto, Implicaciones, Características, Ventajas y Desventajas]

Fintech: [Concepto, Funcionamiento, Características e Importancia]

           
Próximo Artículo

Deja un comentario