Finanzas Corporativas: [Concepto, Principios, Finalidad e Importancia]

Inicio » Finanzas » Finanzas corporativas

Las finanzas, en el ámbito corporativo, son un área importante de la administración de empresas que persigue el gran objetivo de maximizar el valor del accionista a través del estudio concienzudo de las variables que inciden en la creación de capital, con miras a lograr un crecimiento y fortalecimiento del negocio.

Finanzas Corporativas

¿Qué son las finanzas corporativas?

En términos sencillos, las finanzas corporativas estudian cómo se puede incrementar la riqueza de los accionistas de una empresa.

En el mundo empresarial existe la figura del ejecutivo financiero, quien es responsable de asumir decisiones básicas muy importantes como las de inversión, es decir, define cuáles son los activos que deben comprarse.

Pero también ha de tomar decisiones de financiamiento, relacionadas con la búsqueda de los fondos indispensables para acometer la compra de dichos activos. Para ello se toman decisiones técnicas de corto y largo plazo.

Estas últimas, por ejemplo, son aquellas relacionadas con inversiones de capital, ya que se precisa entonces cuáles proyectos son merecedores de recibir financiamiento.

Este término igualmente se aplica en el mundo de la llamada banca de inversión, donde los banqueros de inversión tienen la tarea de evaluar cuáles son las necesidades financieras de una empresa y qué aportes de capital son los más idóneos, porque se realizan aportes de capital para alcanzar crear, desarrollar y adquirir negocios.

¿Cuáles son los principios de finanzas corporativas?

Antes que nada debe quedar claro qué es un principio. Se entiende por principio a la base que constituyen los ideales, doctrinas, políticas y/o reglas que dan soporte a teorías, ideologías, doctrinas, entre otros.

Esta palabra procede del latín principium, que significa comienzo, principio, inicio. Así que lo primero será definir cuál es el objetivo principal de la empresa, del negocio en cuestión.

Diversos autores coinciden en señalar que a nivel macro, el principio de las finanzas más importante es el Análisis de Costos y Beneficios, el cual permite conocer cuáles son las mejores decisiones que deben tomarse a nivel financiero para alcanzar el crecimiento económico deseado en el negocio.

Incluso, aplica para maximizar las finanzas familiares, personales o individuales. Existen tres principios básicos tales como: financiamiento, inversión y retribución.

1) Principios de financiamiento

En este caso, se trata de todos los mecanismos, estrategias y formas que emplee la empresa para obtener recursos financieros, bien sea por intermedio de deuda o capitales.

En el caso de empresas que no cotizan en la Bolsa, el capital está representado en los ahorros de los propietarios. Pero es imprescindible lograr un punto de equilibrio entre financiamiento, por medio de deuda y capital.

¿Cómo se logra? Con ayuda de investigaciones exhaustivas de operaciones, es posible investigar cuál es el punto óptimo con ayuda de los llamados análisis de sensibilidad.

2) Inversión

En cualquier empresa, la inversión implica el uso adecuado de los recursos obtenidos por intermedio de algún mecanismo de financiamiento.

Para alcanzarlo, se usa el método de evaluación de la denominada Tasa Crítica. Esto nos permite evaluar cuáles son los instrumentos financieros más adecuados para obtener ganancias superiores a la Tasa crítica aceptada, conocida también como Tasa de Rendimiento Mínima Aceptable (TREMA).

Otra consideración importante es que se invierta en la propia empresa, a fin de mejorar los productos, bienes o servicios que se ofrezcan, para de esta forma obtener también mayores ganancias para beneficio de todos.

3) Retribución

Del mismo modo, otro principio clave es justamente contar la capacidad de retribuir a los propietarios y colaboradores claves de la empresa, a fin de que la confianza en la gestión se vea fortalecida y, por ende, se continúe contando con líneas de financiamiento que ayuden al crecimiento sostenido de la empresa.

Y es que simplemente, mientras mayores sean los dividendos de los accionistas, mayor valor tendrá la empresa y la confiabilidad será tan buena que seguramente habrá otros inversionistas dispuestos a colocar su dinero en el negocio.

En conclusión, estos tres principios básicos de las finanzas corporativas cumplen un ciclo perfecto para hacer negocios, por cuanto mientras mayores sean las fuentes de financiamiento mayores también serán las utilidades o la renta obtenida, al tiempo que podremos cancelar deudas, invertir en proyectos que incrementen la rentabilidad y garantizan el acceso a nuevas fuentes de financiación.

¿Qué finalidad tienen las finanzas corporativas?

La gestión financiera de una empresa resulta ser de una importancia suprema para cualquier negocio, porque cuando se toman las decisiones correctas, idóneas, la empresa puede crecer de forma sostenida y logra manejar variables externas inclusive en tiempos de incertidumbre, con decrecimiento económico.

¿Qué son las decisiones corporativas?

En toda empresa, se persigue un fin de lucro que en gran medida depende de decisiones corporativas o estratégicas que suelen ser tomadas por los directivos de las empresas, pero existen otras que suelen provenir de mando medios y que están atadas a la dinámica de las operaciones.

De esta manera, se visualiza que la mayoría de las actividades empresariales están plagadas de decisiones, las cuales reportan buenos resultados cuando todos los integrantes de la organización se alinean al cumplimiento de los objetivos en cada área o departamento, con miras a lograr una rentabilidad sostenida, un bien común: maximizar las ganancias.

Existen decisiones sistémicas, donde cuentan mucho los empleados, su pensamiento, actuaciones porque justamente son ellos quienes caracterizan las organizaciones, al desarrollar una gestión donde.

¿Por qué son importantes las finanzas empresariales?

Sin duda alguna, son absolutamente claves las finanzas para la administración de un negocio, porque implican la toma de decisiones que elevan el rendimiento y maximizan la rentabilidad por intermedio del estudio del intercambio de capital entre personas, empresas y Estados.

Para alcanzar resultados económicos y financieros plausibles, las finanzas se apoyan en herramientas que permiten hacer una correcta valoración de los activos, junto a decisiones trascendentales que garanticen el buen funcionamiento y desarrollo de la empresa.

En definitiva, el manejo correcto de las finanzas, de la administración financiera permite que los recursos económicos de una empresa alcancen un balance positivo entre la rentabilidad (inversiones) y la disponibilidad o liquidez, a fin de evitar impactos negativos, los cuales deben estar bajo control de riesgos, porque es necesario preservar el capital y obtener ganancias.

Previous

Dividendo por Acción: [Concepto, Cálculo e Importancia]

FIPRE: [Conceptos, Solicitud y Uso]

Next

Deja un comentario